Entregaron aportes por seis millones de pesos a productores frutícolas

agosto 8, 2012

Se trata de los fondos que fueron enviados recientemente por la Nación. Desde el Gobierno Provincial se convocó al sector a trabajar en conjunto para el tratamiento de problemáticas estructurales que afectan a la fruticultura.

En la jornada de este miércoles, se procedió a la entrega de cheques por un total de seis millones de pesos a las Cámaras de Productores Frutícolas de Neuquén. Se trata de los fondos destinados a este sector que fueron entregados por la Nación recientemente a la provincia.

Los cheques fueron entregados en el marco de un encuentro de trabajo encabezado por el subsecretario de Producción dependiente del ministerio de Desarrollo Territorial, Javier Van Houtte, con la participación de representantes del ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación; de la Federación de Productores de Fruta de Río Negro y Neuquén y de las Cámaras de Productores Frutícolas de Neuquén.

En base a lo acordado para esta operatoria, se distribuyó un monto fijo de 1800 pesos por hectárea hasta una superficie máxima de 20 hectáreas de frutales de pepita, carozo y/o cereza destinados a los productores primarios neuquinos.

Van Houtte detalló que “se trata de fondos que estaban pendientes de envío desde Nación y que finalmente se pudieron entregar a los productores. Sabemos que no solucionan en absoluto la situación de emergencia y crisis que atraviesa el sector frutícola actualmente, por eso la voluntad del Gobierno Provincial, es poder trabajar de manera conjunta para el tratamiento de problemáticas estructurales que afectan a la fruticultura” añadió el subsecretario.

Explicó que “existen una serie de instrumentos y programas impulsados desde Nación y Provincia que demandan el compromiso de todos para su implementación y continuidad y que apuntan fundamentalmente a mejorar la rentabilidad del sector”.

Agregó que “a esto se suma una agenda de problemáticas estructurales que se ha elaborado, y sobre la que es necesario diseñar y lograr implementar acciones”.

En este sentido, mencionó la necesidad de definir una modalidad diferente de distribución de los recursos que se puedan gestionar a futuro, y que contemple otros criterios además de la superficie de los establecimientos.

Destacó la importancia de establecer un programa de prefinanciación para la compra de agroquímicos y difusores para la lucha contra la carpocapsa; llevar adelante actividades de promoción del mercado interno para aumentar el consumo de fruta; implementar el programa de extensión y asistencia técnica; y finalmente trabajar en el marco de la Ley Nacional de Comercialización; Convenios de Co-responsabilidad Gremial; entre otros.