Se ubicará a orillas del Limay, en el sector donde se arma el escenario para la Fiesta de la Confluencia. El plazo de obra es de 20 meses.

La construcción del Centro de Exposiciones y Convenciones con el que contará la ciudad de Neuquén, en la costa del Limay,  comenzará en septiembre.

Así lo anunció hoy el titular de la Unidad Provincial de Enlace y Ejecución de Proyectos con Financiamiento Externo (Upefe), Jorge Ferrería, quien expresó sus deseos de que los trabajos se pongan en marcha “antes del aniversario de la ciudad”, que se celebra el 12 de septiembre.

“La semana pasada se firmó el contrato con la empresa que resultó adjudicataria y desde entonces tiene 30 días para dar inicio”, explicó y agregó que será “un regalo importante para el cumpleaños” de la capital.

Dividido en dos grandes salas, este centro cuya construcción fue impulsada por el gobernador Omar Gutiérrez, “integrará a Neuquén en el circuito del turismo de convenciones, y contribuirá a la diversificación de la matriz productiva, fortaleciendo al turismo como generador de divisas y empelo, pensando ya en la pospandemia”, comentó Ferrería.

Se ubicará “en el sector donde se arma el escenario para la Fiesta de la Confluencia y va a estar integrado al Paseo Costero” en perfecto “equilibrio con el diseño de la Isla”. De hecho, el edificio recreará la imagen de una garza que anida en el Paseo de la Costa.

El titular de la Upefe recordó que la administración estará a cargo de la Corporación para el Desarrollo Integral de Neuquén Sociedad del Estado (Cordineu) que comparten Provincia y municipio, y destacó que el proyecto cuenta con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El Centro de Exposiciones contará con 3.200 metros cuadrados de superficie cubierta. El plazo de obra es de 20 meses.

La obra le fue adjudicada a la empresa Roque Mocciola SA, ganadora de la licitación pública nacional, por un monto total de 341.407.781 pesos. El plazo de obra es de 20 meses y contará con 3.200 metros cuadrados de superficie cubierta, más 5.100 metros de superficie semicubierta.

El espacio no sólo le dará mayor jerarquía al paseo -uno de los preferidos de los neuquinos-  sino que también propenderá al desarrollo de las actividades comerciales, sociales, académicas y económicas.

En ocasión de presentar el proyecto, Gutiérrez destacó que  la obra “contribuirá a convertir a Neuquén en una ciudad turística y energética, fortaleciendo y poniendo una vez más en valor los recursos de nuestros ríos”.