Se trata de botones antipánico y tobilleras para hacer efectivas las órdenes de alejamiento. El gobierno avanza en una nueva compra con una inversión de 9 millones de pesos.

La subsecretaría de Seguridad, a través de la Unidad Administradora de Dispositivos Georreferenciados, informó que en la actualidad en la provincia son monitoreados 660 dispositivos de georreferenciación que fueron dispuestos por la justicia neuquina ante situaciones de violencia de género e intrafamiliar.

Su distribución indica que en Neuquén capital hay 353; en Centenario, 61; Plottier cuenta con 60; Villa La Angostura, 45; Cutral-Co con 39; y en Rincón de Sauces hay 20 dispositivos activos. En tanto son 16 las localidades que cuentan con usuarias de esta herramienta.

El botón antipánico es un dispositivo que se otorga a mujeres que han sido víctimas de violencia familiar o de género. Son ordenados como medidas cautelares emitidos por los Juzgados de Familia, Juzgados de Paz o Fiscalías. La evaluación de riesgo es realizada exclusivamente por quien dispone la medida.

Desde el organismo indicaron que se está avanzando en una nueva compra de 200 botones antipánico con el fin de contar con disponibilidad y dar así respuesta rápida ante la llegada de órdenes judiciales que indican el uso de estos dispositivos por parte de personas que son víctimas de violencia de género o intrafamiliar. Se trata de una inversión por un monto estimado en 9,2 millones de pesos que se suma a una anterior compra ejecutada en el pasado mes de marzo.

Durante 2021 fueron entregados unos 528 dispositivos, y en lo que va del 2.022, ya se concretó la entrega de 301.

La Unidad Administradora de Dispositivos Georreferenciados tiene como función la administración de estos dispositivos, que se traduce en la entrega y colocación tanto de los botones antipánico (para personas que son víctimas) como de las tobilleras electrónicas (que lo lleva el victimario). Su trabajo también está vinculado con la labor que realiza el COP -Centro de Operaciones Policiales- para que acuda un móvil policial en caso de que la usuaria del dispositivo lo active; en este sentido, cabe recordar que su monitoreo se realiza las 24 horas, los 365 días del año.

En las próximas semanas está previsto la ejecución de capacitaciones a personal policial que cumple tareas en el COP con el objetivo puesto en el refuerzo de la perspectiva de género en la atención de casos de violencia de género para evitar situaciones de revictimización. De manera paralela, se proyecta llegar a los equipos de trabajo de cada localidad que cuenta con personas usuarias de botones antipánico o tobilleras.

El funcionamiento de la Unidad se encuentra enmarcada en lo establecido en las leyes provinciales N° 2786, de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres y 2785 de régimen de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia familiar.