De las intervenciones efectuadas en la provincia, 259 corresponden a niños, niñas y adolescentes neuquinos; mientras que 63 fueron hechas a pacientes derivados de Río Negro; 16 de La Pampa, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego. 

Al recordarse hoy el Día Internacional de las Cardiopatías Congénitas, el gobierno de la provincia del Neuquén informa que desde diciembre de 2007 al día de la fecha, se realizaron 338 cirugías de esta índole en el hospital Castro Rendón.

En un recorrido por la trayectoria de realización de estas intervenciones, el referente provincial del Programa Nacional de Cardiopatías Congénitas, Juan Carlos Reeves, recordó que comenzaron a llevarse a cabo por medio de un convenio con el hospital interzonal de agudos especializados en pediatría, Sor María Ludovica. Hacia el 2010 a través del financiamiento del programa SUMAR se conformó la Primera Red Federal Pública de Alta Complejidad integrada por hospitales públicos de todo el país, que fueron evaluados previamente por el ministerio de Salud de la Nación y coordinado por un centro nacional de enfoque regional.

Además funciona un Centro Coordinador Nacional que aglutina a todas las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que tiene hospitales de referencia por cada jurisdicción y son los encargados de confirmar los diagnósticos de los pacientes para que se asignen los casos a centros cardiovasculares habilitados para el tratamiento.

En el Centro Coordinador se priorizan las urgencias y la distancia, la complejidad de la cardiopatía y la capacidad de respuesta de los centros habilitados. Estos centros capacitados son denominados Hospitales Tratantes y hay 16 en todo el país.

“Desde el 2010 el hospital Castro Rendón comenzó a formar parte de esa red que brinda atención integral para todos los niños, niñas y adolescentes sin cobertura de salud, que padezcan una cardiopatía congénita”, explicó Reeves. Y agregó: “desde ese momento somos el único Hospital Tratante de la Patagonia dentro del subsector público”.

Del total de cirugías realizadas, 259 corresponden a niños, niñas y adolescentes neuquinos; mientras que 63 fueron hechas a pacientes derivados de Río Negro; 16 de La Pampa, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

Sobre el trabajo realizado, el referente detalló que desde 2014 se comenzó a consolidar el equipo quirúrgico local conformado por dos cirujanos, dos anestesistas, un perfusionista y una capacitadora en capacitación. “Esto nos permite operar con mayor continuidad, actualmente en forma casi semanal”, manifestó.

Otro punto destacado por el referente fue la reciente adquisición de una Bomba de Circulación Extra Corpórea (CEC) a través del Programa SUMAR. Este equipamiento, valuado en 868.005,60 pesos, permite realizar una técnica de soporte para cirugía cardíaca, que consiste en desviar el flujo de sangre que retorna al corazón, hacia un circuito que soporta las funciones de bombeo y oxigenación de la sangre.

Al respecto, Reeves dijo “del total de cirugías realizadas desde 2007, unas 130 requirieron de circulación extra corpórea, por lo que antes había que alquilar este equipo, con el que ahora ya contamos”.

Quirófano hospital Castro Rendón

Sobre las cardiopatías congénitas

La designación del día internacional surgió por iniciativa de un grupo de profesionales europeos con el objetivo de sensibilizar sobre esta problemática presente desde antes del nacimiento.

Se considera cardiopatías congénitas a los problemas en la estructura y funcionamiento del corazón, debido a un desarrollo anormal del mismo antes de nacer. Es la anomalía congénita más común y la primera causa de muerte en el primer año de vida.

Muchos de los defectos producidos necesitan de un seguimiento cuidadoso a lo largo de la vida, algunos se curan y otros necesitan de un tratamiento. Este puede ser sólo con medicamentos o requerir cirugías.

Según el programa Nacional de Cardiopatías Congénitas, uno de cada 100 recién nacidos presenta alguna cardiopatía congénita. En la Argentina, nacen al año unos 7 mil niños y niñas con esta patología, de los cuales alrededor del 50 por ciento requieren cirugía en el primer año de vida y dos terceras partes son solucionables con diagnóstico oportuno y tratamiento.