Los recursos se vuelcan a distintos programas sanitarios, tareas culturales y a atender la emergencia por granizo, alcanzando a unos 250 productores frutícolas neuquinos.

 

El ministerio de Producción y Turismo gestionó y distribuyó importantes aportes al sector de la producción primaria de peras y manzanas, a través de la ejecución de una serie de operatorias y bajo distintas modalidades de financiamiento. A lo largo de 2016 y 2017 se destinaron a la fruticultura regional unos 153 millones de pesos.

Se trata de recursos provinciales y nacionales que se otorgaron bajo la modalidad de fondos rotatorios, créditos blandos y aportes no reintegrables, a través de distintas líneas destinadas a la actividad frutícola neuquina que son canalizadas mediante la subsecretaría de Producción y el Centro PyME-Adeneu.

La subsecretaria de Producción, Dora Cortés explicó que “en estos últimos dos años las inversiones realizadas en el sector frutícola han sido muy importantes, con aportes de Nación y de Provincia; estamos hablando de unos 95 millones de pesos en 2017 que se suman a unos 58 millones de pesos de 2016. Estamos muy satisfechos con esto, aunque sabemos que todavía falta”.

Agregó que “básicamente son tres líneas de trabajo, las propias del Ente Compensador Agrícola (ECA) en el caso de las compensaciones por granizo, fondos para sanidad y una operatoria nueva denominada Fondo Nacional Fiduciario de Agroindustria (Fondagro), que se canaliza a través del Centro PyME-Adeneu”.

Cortés detalló que durante este año “en lo que respecta a granizo se han destinado casi 53 millones de pesos hasta el momento, que corresponden a la compensación por daño y otras operatorias. También está el programa de sanidad, que es una línea estratégica que ha definido Nación y a la que la Provincia ha adherido, a través del cual se han destinado 40 millones de pesos, y de ese monto 16 millones de pesos ya están en el sector”.

Por último, mediante el Fondagro “son 50 millones, es un fondo disponible y ya hay 25 millones aplicados al sector mediante líneas de crédito”.

“Es importante destacar que parte de estos recursos se constituyen en fondos rotatorios, con lo cual quedan disponibles para los años siguientes para que los productores puedan acceder fácilmente a estas líneas de crédito y continuar con las distintas tareas”, agregó.

Inversiones

Durante el 2016 se destinaron 15 millones de pesos en créditos blandos para cosecha con fondos gestionados ante el ministerio de Agroindustria de la Nación, beneficiando a 135 productores.

Con recursos provinciales se financiaron productos fitosanitarios para combate de plagas, como son el aceite curafrutal y el polisulfuro de calcio, habiéndose otorgado bajo la modalidad de un fondo rotatorio, alcanzando a 105 productores por un monto total de 5 millones de pesos.

La operatoria de financiamiento de emisores de feromonas alcanzó a 156 productores, con una inversión de 8,8 millones de pesos, fondos aportados por Nación y Provincia.

En el caso del resarcimiento por daños de granizo, a través del ECA y por los daños ocasionados durante la temporada frutícola 2015-2016, el estado provincial aportó 30 millones de pesos para compensar a los productores adherentes al Programa que fueron afectados por esta contingencia climática.

Durante el transcurso de este año, y en el marco de la temporada 2016-2017, los productores adherentes al ECA deben recibir una compensación por parte del Estado Provincial de 85 millones de pesos, de los cuales 43 millones ya fueron abonados, estando el compromiso de cancelar el resto antes de fin de año.

A través del Fondo de Financiamiento de Agricultura Bajo Riego se han otorgado distintos beneficios: créditos blandos con recursos del Fondo Nacional de Emergencias (Foneda) por 6 millones de poesos; aportes no reintegrables a productores afectados por el granizo por 1,6 millones de pesos, y subsidio de cuota de adhesión al Programa Compensador por 2,4 millones de pesos.

Con recursos gestionados ante Nación -40 millones de pesos- para programas fitosanitarios, hasta el momento se otorgaron 12,2 millones de pesos en 149 créditos a tasa cero para el financiamiento de emisores de feromonas y 103 créditos a tasa cero por 3,8 millones de pesos para el financiamiento de agroquímicos.

También se ejecutó el plan de erradicación de montes en riesgo sanitario, en forma totalmente subsidiada, alcanzando unas 170 hectáreas de montes abandonados o semiabandonados, por dos millones de pesos.

A través del Fondagro se comenzó a financiar capital de trabajo para tareas culturales, reconversión e instalación de mallas antigranizo por un monto de 50 millones de pesos. Hasta el momento se han otorgado créditos para realizar tareas culturales a tasa cero, por un monto aproximado de 25 millones de pesos.

Por último, se tramitó un aporte de 15 millones de pesos a la dirección Nacional de Emergencias y Desastres Agropecuarios, con el fin de asistir al ECA en la presente temporada, encontrándose avanzada la gestión para su desembolso.