El programa nació con el objetivo promover un abordaje integral de la salud de las y los adolescentes, considerándoles como sujetos/as de derecho.

El Programa de Salud Integral de las Adolescencias, dependiente del Ministerio de Salud de la provincia del Neuquén, celebra hoy sus 10 años. El Plan Provincial de Salud 2019-2023 afirma -entre otras cosas- su desarrollo y destaca que la salud integral en las adolescencias es la construcción del bienestar psicofísico que posibilite el desarrollo de potencialidades y favorezca los vínculos en un modelo de cuidados, que trasciende el paradigma médico tradicional y aborda a los y las adolescentes de una manera global y desde distintas disciplinas y sectores de la sociedad.

En este aniversario, la ministra de Salud Andrea Peve destacó la importancia del programa y del trabajo que se viene realizando. “Es importante seguir trabajando junto a las adolescencias para garantizar su salud integral, en espacios donde encuentren oportunidades de salud a sus demandas diferenciales, que afiancen y fortalezcan sus derechos”, indicó Peve, en consonancia con el objetivo primordial del programa provincial.

Fue el 16 de noviembre de 2011 cuando se aprobó, por Disposición N°2.447, la creación del Programa Provincial de Salud Integral del Adolescente, en el marco del Departamento de Salud Materno Infantil y del Adolescente. Sus referentes de ese momento, José Luis Mulatero, Lucía Puglisi, Sandra Butto y Teresa Casala, aún continúan vinculados al programa o a la temática desde otros ámbitos.

Algo que caracterizó al programa desde sus orígenes fue la participación, la construcción colectiva y la reflexión permanente. En sus acciones se integraban las percepciones de las y los adolescentes y jóvenes, con grupos y personas adultas que trabajan en relación directa con ellos y ellas.

En 2012, las actividades junto a Educación lograron incorporar la salud de los y las adolescentes de distintas maneras, como con docentes capacitados en la temática y la construcción de los primeros espacios de consejería en escuelas neuquinas. Al mismo tiempo, en los establecimientos de salud también se comenzó a observar la adecuación de la red de atención con consultorios diferenciados en los hospitales Castro Rendón, Bouquet Roldán, Zapala y el centro de salud Villa María de la ciudad de Neuquén.

Con los años, los equipos continuaron especializándose en temáticas vinculadas a esta etapa de la vida, como así también integrando a los y las adolescentes a las tareas de gestión. Las acciones concretas reflejan la fortaleza y los logros alcanzados por el programa, en parte, producto del trabajo intersectorial y participativo que se sostiene en el tiempo.

Hacia 2015 la participación juvenil se hizo más fuerte y se impulsó la formación de Grupos Promotores de Salud (GPS), que en los años siguientes comenzaron a ser visibles en muchas localidades de la provincia. Por otro lado, los espacios de consejería en las escuelas se multiplicaron para en 2017 instituirse de manera formal, mediante la firma de un acta de colaboración entre los ministerios de Salud y Educación.

Los años siguientes fueron de avances y fortalecimiento de dispositivos y estrategias, sin perder la revisión sobre lo realizado en los primeros años de desarrollo del programa y en los equipos de salud de toda la provincia en relación a la salud integral de las y los adolescentes.

En este sentido, la pandemia modificó la programación del 2020 y llevó a los equipos a adaptar las estrategias a la virtualidad y brindar recomendaciones específicas para este grupo etario. Los encuentros intersectoriales y los espacios de formación, por la situación epidemiológica, aún se desarrollan mediante las diversas plataformas online.

Muchos objetivos se mantienen intactos, como el impulso de que la salud integral de las y los adolescentes sea accesible, gratuita y de calidad. Mientras que el espectro del programa también ha cambiado, se ha ampliado y diversificado, para construirse y de-construirse permanentemente en la búsqueda de adolescencias libres, con decisiones propias y desde un sistema de salud que garantice sus derechos.