Instituciones públicas y privados que participan del Operativo Cashmere realizaron un balance del trabajo realizado en 2018. La materia prima será procesada en la hilandería ubicada en Chos Malal.

El norte neuquino logró un récord de peinado y recolección de unos 140 kilos de cashmere, una delicada fibra que adquirirá valor agregado al ser procesada en la planta textil de Chos Malal. Este importante logro se alcanzó a través del Operativo Cashmere, iniciativa en la que participa el gobierno de la provincia del Neuquén a través de la subsecretaría de Producción y el Centro PyME-Adeneu, junto con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y productores de la zona.

La recolección obtenida de esta fibra cashmere se realizó a través del peinado de las cabras criollas del norte neuquino, mediante peines que fueron desarrollados por el INTA. Los productores fueron capacitados y asesorados durante el año, previo al momento de cosecha que se lleva adelante desde fines del invierno hasta el inicio de la primavera, ya que en esa época se genera la muda natural de esta fibra.

En la reunión se acordó continuar con este operativo de forma conjunta y con el objetivo de duplicar este año el volumen recolectado en 2018.

El operativo demanda una importante organización logística, que es coordinada entre la subsecretaría de Producción, el INTA y el emprendimiento Huellas Hilandería. Este último actor continuará con la gestión de la planta de hilados de Chos Malal. La nueva concesión incluye también a artesanas locales, lo cual demuestra el interés en el desarrollo de esta incipiente industria en la región.

El gerente general del Centro PyME-Adeneu, Julián Cervera, destacó que “el 95 por ciento de la fibra cosechada fue peinada por nuevos productores y fue recolectada mediante el trabajo coordinado entre las distintas instituciones y el sector privado, permitiendo cubrir cada una de las zonas del centro y norte de la provincia”.

El funcionario señaló también que “desde Centro PyME-Adeneu también prefinanciamos la operatoria para poder pagar al productor cuando se retira la cosecha, y acompañamos a Huellas Hilandería en el diseño y comercialización de los productos textiles”.

En la reunión se acordó continuar con este operativo de forma conjunta y con el objetivo de duplicar este año el volumen recolectado en 2018.