Desde el área de prevención de consumos problemáticos se aclaró que se trata de una medida que tomó la comuna en el marco del ejercicio de su autonomía, pero que no guarda relación con la línea de trabajo planteada con los municipios en la materia.

Ante la disposición de la Municipalidad de Neuquén de suspender temporalmente las habilitaciones a fiestas al aire libre, desde la Subsecretaría de Ciudades Saludables y Prevención de Consumos Problemáticos de la Provincia se explicó que esta determinación no tiene ninguna vinculación con el trabajo conjunto que se viene llevando adelante con intendentes de distintos municipios para la determinación de criterios comunes para regular este tipo de eventos.

“Se trata de una decisión que tomó el municipio neuquino en el marco del ejercicio de su autonomía, y como tal la respectamos”, explicó el subsecretario de Ciudades Saludables y Prevención de Consumos Problemáticos, Hermán Ingelmo, “pero esto no está ligado al trabajo de construcción colectiva de normativa en la materia que está proponiendo el gobernador Omar Gutiérrez”, precisó.

“Nosotros compartimos el criterio de que la prohibición no es la solución, sino la regulación, y desde ese punto de vista, lo que estamos proponiendo son normas y criterios de buenas prácticas que ayuden a tener una diversión cuidada, que no implique riesgo para las personas”, remarcó el subsecretario.

Con relación al acompañamiento que plantearon referentes del municipio neuquino a la propuesta de trabajo impulsada desde el gobierno provincial, Ingelmo señaló que “si bien nos hubiera gustado haber contado con la presencia del intendente Quiroga en la reunión que mantuvimos con intendentes la semana pasada, celebramos que vayamos tomando conciencia de que la disputa es con la problemática del alcohol y de las adicciones, y no entre los actores”.

Asimismo, el funcionario puso en valor el aporte de municipios como Loncopué y Las Ovejas que ya cuentan con ordenanzas de avanzada en los que hace a expendio regulado de alcohol en fiestas populares. “No pasa por prohibir, sino por cumplir lo ya está establecido, por eso el abordaje que impulsa el gobernador es de regulación, no de prohibición”, resaltó Ingelmo, “esto no interfiere para nada en las autonomías municipales y tranquilamente si los municipios acordaran con los empresarios, podrían hacer las fiestas que quisieran”, concluyó.