La localidad neuquina fue visitada por gran cantidad de turistas, que colmaron las plazas hoteleras durante tres días. Las cervezas obtuvieron buenos puntajes en el concurso por su calidad.

Como desde sus inicios, el Festival Provincial de Cerveza Artesanal atrae a los amantes de esta bebida desde diversos puntos de la provincia y desde el Alto Valle de Río Negro y Neuquén. Durante dos noches, la quinta edición del evento que se realiza en Aluminé colmó las instalaciones del polideportivo municipal. La localidad tuvo un importante movimiento económico en torno a la plena ocupación hotelera y demanda de servicios durante el fin de semana largo.

El 13 y el 14 de octubre cerca de 2.500 personas participaron del festival, donde pudieron conocer las cervezas artesanales neuquinas junto con bandas de música en vivo y propuestas gastronómicas que maridan con la cerveza. El evento fue organizado por el Centro PyME-Adeneu, dependiente del ministerio de Producción e Industria, y la municipalidad de Aluminé, con el financiamiento del Consejo Federal de Inversiones (CFI) a través de la secretaría del COPADE.

La localidad tuvo un importante movimiento económico en torno a la plena ocupación hotelera y demanda de servicios durante el fin de semana largo.

Las 19 cervecerías, provenientes de 11 localidades neuquinas, que expendieron sus cervezas durante el festival son seguramente las mejores de Neuquén, ya que su participación fue ponderada a partir de las devoluciones que obtuvieron en el concurso de cervezas de Aluminé en 2017 y en la Copa Comahue 2018.

Unos 50 cerveceros participaron de las charlas de capacitación relacionadas con costos en la elaboración de cerveza artesanal, planificación de compra de insumos, reutilización de levaduras, tendencias en la elaboración de cerveza artesanal, nuevos estilos, cervezas ácidas y un taller de análisis sensorial.

El público que asistió al evento tuvo la oportunidad de elegir a su cerveza preferida, que resultó ser la IPA Argenta de la cervecería Fantasma de Aluminé. Las bandas que amenizaron las dos jornadas fueron Monkustrap, Meta y Conga, Kathy Fuentes & Brothers, Camaleón y Los Rulos.

Hubo un stand sobre diversión cuidada y prevención del consumo problemático, a cargo de la secretaría de Desarrollo Humano del municipio y del Programa de Municipios Saludables, en conjunto con el ministerio de Ciudadanía.

Como a lo largo de todas sus ediciones, en el marco del festival se realizó el concurso de cervezas y se dictaron capacitaciones para el sector. Además, en esta oportunidad se realizó una mesa sectorial para conversar sobre las necesidades y desafíos para los emprendedores dedicados a la elaboración de cerveza.

Cada tres cervezas, una medalla

Este año las microcervecerías y los elaboradores caseros de Neuquén obtuvieron un total de 46 medallas. Para el certamen se presentaron 164 muestras, lo cual indica que, de cada tres muestras de cerveza presentada, una obtuvo medalla. Participaron 44 emprendedores de Neuquén, Plottier, Senillosa, Centenario, San Patricio del Chañar, Andacollo, Chos Malal, Caviahue, Villa Pehuenia, Aluminé, Junín de los Andes, San Martín de los Andes, Meliquina y Villa La Angostura.

“Los jurados hablaron muy bien de la calidad de las cervezas presentadas, ya que más del 80 por ciento superó la categoría de buena”, informó Martín Díaz Colodrero, coordinador del Programa de Alimentos Neuquinos de Centro PyME-Adeneu. El jurado estuvo integrado por jueces seniors y junior de distintos puntos del país y de la región.

A partir del concurso, las micro cervecerías neuquinas obtuvieron una medalla de oro, 10 de plata y 22 de bronce, mientras que los elaboradores caseros se llevaron dos oros, tres de plata y ocho medallas de bronce.

Por su parte, la cervecería Limay de Neuquén capital obtuvo el premio a la Cervecería del año por los resultados que tuvo en el concurso. El año pasado la distinción la obtuvo cervecería Nuske, de Meliquina.

Durante dos noches, la quinta edición del evento que se realiza en Aluminé colmó las instalaciones del polideportivo municipal.