El organismo informó que ya se encuentra en funcionamiento el servicio eléctrico que había sido interrumpido a raíz del fuerte temporal de viento que azota la región.

Personal del Ente Provincial de Energía de Neuquén (EPEN) logró normalizar el suministro luego de que fuertes ráfagas de viento provocaran a las 13,20 de hoy caídas de conductores y fallas en líneas de la ciudad de Neuquén y alrededores. Concretamente, salieron de servicio los interruptores generales de 13,2 kilovolt relacionados a dos de los transformadores ubicados en la Estación Alto Valle.

En principio, se normalizaron en vacío las instalaciones y personal de operación y mantenimiento verificaron la coordinación de las protecciones (que actúan en estos casos para proteger el equipamiento). A las 14,40 finalizaron las maniobras y se normalizaron los consumos y el suministro en Alto Valle.

Se estima que la falla fue en la red de CALF y/o Edersa y al no ser despejada correctamente por los alimentadores del EPEN, actuaron los interruptores de respaldo. El personal de mantenimiento de protecciones realizó las verificaciones y adecuaciones, y se normalizó el suministro.