Desde el organismo indicaron que se debe anular una cañería por la obra pluvial del municipio.

El Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) informa que debe anular una cañería que provee de agua potable al barrio Militar, por los trabajos del municipio de Neuquén que se realizaron en la zona sin tener en cuenta la traza de los acueductos de la empresa provincial. Por ello, se comunica que el suministro estará interrumpido hasta luego del mediodía.

Desde el organismo provincial también indicaron que se alertó en reiteradas oportunidades a la municipalidad sobre la necesidad de consultar las redes existentes antes de realizar obras que puedan perjudicar el servicio, la empresa contratada por el Ejecutivo local llevó adelante los trabajos de hormigón sobre cañerías del EPAS, dejando éstas totalmente inaccesibles para futuros arreglos, mantenimiento y recambios.

Por tal motivo, el pasado 4 de enero el organismo provincial llevó a cabo el empalme de un nuevo ducto en calles María Curie y Saavedra para poder desafectar ahora la red anterior obstaculizada por la contratista municipal.