El Ejecutivo propone adherir a la ley nacional de software

marzo 27, 2008

El proyecto tiene por objeto impulsar el diseño, la exportación y la certificación de calidad del software argentino.
El Ejecutivo provincial elevó a la Legislatura un proyecto de ley para adherir al régimen nacional de promoción a la industria del software. La ley nacional, que lleva el número 25922, se elaboró sobre la base de un plan estratégico que se desarrollará en el período comprendido entre 2004 y 2014. Cuando se dictaron las normas de aplicación de esa ley, en junio de 2007, se incluyó un listado de las empresas que eventualmente serían beneficiarias de este régimen de promoción.

La ley exige a las empresas contratar mano de obra calificada de origen local y cumplir con el tráfico de calidad de comunicaciones acorde con los desarrollos.

Respecto del primer punto, en la provincia de Neuquén, aun cuando ya existen profesionales con capacitación de nivel universitario, la norma legal impulsa el perfeccionamiento de esa capacitación y el aumento de la cantidad de especialistas. Para ello, es necesario implementar políticas que complementen y consoliden una dirección estratégica de aplicación de mano de obra a estas inversiones.

En cuanto a la calidad de las conexiones técnicas, el análisis concluye en que actualmente son de aceptable utilización y, si se cumple con el punto de preparación del recurso humano, se logrará el asentamiento o la creación de empresas en este campo.

En un análisis macroeconómico realizado entre 2002 y 2006, la Argentina creció en esta industria alrededor del 400 por ciento. La industria del software presenta diversas ventajas, como el hecho de no contaminar, de poseer el 100 por ciento de valor agregado y que la exportación se realiza vía internet.

En el plan estratégico, la Argentina se propone ocupar el dos por ciento del mercado mundial del software, que equivale a 500 millones de dólares. O sea que se pretende alcanzar, con este sector, ingresos por diez millones de dólares anuales en 2014.

Así, la provincia debe generar políticas estratégicas que definan manejos de avanzada en este área, y se transforme en un convocante activo de implementación de las inversiones, con el objetivo de captar el valor agregado aportado por esta industria en desarrollo.

La exención planteada tiene su origen en lograr una similar competitividad con el resto de las jurisdicciones que la han establecido por ley. En cuanto al costo fiscal de la misma, se puede decir que no es de incidencia mayor, y en un análisis global econométrico se podría verificar un beneficio fiscal.
El proyecto presentado por el Ejecutivo incluye además los beneficios de la industria de hardware, no incluida en los beneficios de la ley nacional, pero que se interpreta aportaría un valor adicional al plan estratégico.