Por sus 25 años de trabajo en defensa de los derechos de las personas. Fue en el marco Día Internacional de los Derechos Humanos, que se celebra anualmente el 10 de diciembre.

El gobierno de la provincia del Neuquén, a través del ministerio de Salud y Desarrollo Social, informó que la Red Provincial de Alcoholismo recibió una distinción por su trabajo de más de 25 años en defensa de los derechos de las personas.

La subsecretaría de Derechos Humanos de la provincia fue la encargada de realizar el reconocimiento, dentro de un conjunto de actividades organizadas en el marco Día Internacional de los Derechos Humanos, que se celebra anualmente el 10 de diciembre.

La entrega de distinciones a personalidades y equipos comprometidos con los derechos humanos se llevó a cabo durante la mañana del lunes 11 de diciembre, en el Aula Magna de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo).

La Red Provincial de Alcoholismo vincula a unos 16 grupos distribuidos en distintos puntos de la provincia del Neuquén. Cada grupo tiene sus particularidades, sin embargo en todos ellos participan personas con consumo problemático de alcohol, sus familiares y organizaciones de la comunidad.

Mediante distintas estrategias trabajan para recuperar y reconstruir un proyecto de vida distinto. Reuniones, encuentros, talleres, participación en la elaboración de normas y ordenanzas, actividades de promoción y programas de radio, entre otras acciones.

Los grupos iniciaron su desarrollo hace 25 años, cada uno fue recorriendo su propio camino, pero fue en 2007 cuando las distintas experiencias y dispositivos desarrollados se unieron y se constituyó la Red Provincial de Alcoholismo.

Uno de los grandes logros de esta Red fue la elaboración del Protocolo para el abordaje integral del consumo problemático de alcohol en el Sistema Público de Salud, aprobado mediante la Resolución Ministerial Nº2014/15. El documento fue elaborado íntegramente por los miembros de la Red y los equipos de Salud Mental y Adicciones de la cartera sanitaria; en él se institucionalizan las prácticas dentro del Sistema de Salud y se reivindican los tratamientos basados en una perspectiva respetuosa de los Derechos Humanos y las garantías individuales de las personas.