(…) Y al mismo, agradecerles a Julián (Aróstegui, vicepresidente de Cerro Bayo SA), a Pablo (Torres García, presidente), a todo su equipo, a (Alejandro) Belluscio (directivo de la empresa), a todos los inversores. Cuando hablábamos en estos tiempos de desventuras y de problemas, los que tienen que ver con el volcán y los que tienen que ver con todo el desarrollo, con las normas municipales y provinciales. Sabíamos que sin respaldo iba a ser muy difícil que el centro tuviera un desarrollo como ustedes lo pensaban.

Por eso quiero agradecer en la persona de Enrique Meyer (ministro de Turismo de la Nación) a la presidenta de la Nación (Cristina Fernández) y a Enrique por el decreto de promoción que permitió la exención impositiva para que este emprendimiento sea posible.

También nosotros como provincia le dimos la confianza a la empresa dueña de la concesión, que tiene que ver con Las Provinciales. Las Provinciales viene a complementar necesariamente el cerro y a hacer del cerro uno de los centros de esquí más importantes de América Latina.

Y al mismo tiempo, recordar a un pensador que decía que las grandes obras las sueñan los sabios locos, las realizan los ejecutores natos, las disfrutan los felices cuerdos y las critican los inútiles crónicos. Yo a ustedes los ubico en los sabios locos, porque hay un grado de locura y de poesía en todo lo que están haciendo, porque es el riesgo que supone enfrentarse a las adversidades y a los problemas para generar un emprendimiento. Y al mismo tiempo, como ejecutores natos que han sido de estas obras y que van a seguir siendo. Y como felices cuerdos que también van a disfrutar de este cerro. Y dejemos que los inútiles crónicos nos sigan criticando cuando desarrollamos obras de estas características, que tienen que ver con la expansión, con el crecimiento y con el progreso.

A seguir poniendo plata y nieve, que es lo que lleva adelante este tipo de emprendimiento. Y sin más, y antes que se venga el frío, porque están viniendo algunas nubes, vamos a seguir con este acto. Un abrazo y felicitaciones.