Señor ministro de Turismo de la Nación, Enrique Meyer, señor intendente de Villa La Angostura, Roberto (Cacault); señores diputados nacionales presentes, integrantes de la comisión de Turismo; señor senador nacional, doctor Horacio Lores; diputados provinciales; intendentes que nos acompañan, concejales, ministros, secretarios y subsecretarios, representantes de las Fuerzas Armadas, de Seguridad y policiales; representantes de Parques Nacionales, de instituciones intermedias, antiguos pobladores, a la comunidad educativa, a la Banda de Música de la Policía; al compañero Víctor Carcar, secretario general de la Uocra (Unión de Obreros de la Construcción de la República Argentina, seccional Neuquén); a los pobladores, a todos los habitantes de Villa La Angostura, de la zona rural, del perilago; a todos los habitantes de la región Sur y de Los Lagos, del departamento Lácar, y de (San Carlos de) Bariloche que nos acompañan.También quiero en mis primeras palabras saludar a nuestro querido pueblo de Villa La Angostura, de Villa Traful, de Junín (de los Andes), de San Martín (de los Andes), de Bariloche, de toda la zona rural, de toda la zona Sur. Quiero decirles que ha sido un verdadero honor trabajar al lado de ustedes para superar el desafío de un titán como es el volcán, con la misma entereza, fuerza, coraje de los pioneros y con la fuerza equivalente de este titán que es el volcán, ha habido un pueblo que se puso de pie con fuerza, con coraje, con decisión, con la incertidumbre sí de cuánto tiempo iba a durar el evento, pero con la certeza de que con fe en si mismo un pueblo es capaz siempre de salir adelante.

Y acá ha habido un pueblo que ha tenido fe en Dios, fe en sí mismo, en sus fuerzas, en su coraje y en su entereza para superar esta adversidad y hoy estar aquí de pie, mostrando al mundo, como decía Enrique (Meyer, ministro de Turismo de la Nación), que hay un destino turístico, pero que fundamentalmente hay seres humanos que están dispuestos a darle lucha a la vida, que están dispuestos -con coraje y entereza- a trabajar por una sociedad justa, inclusiva, integrados en una nación que nos cobija a todos.

Quiero decir también que ha sido un honor trabajar junto a autoridades municipales, al ex intendente el doctor (Ricardo) Alonso; a los ex concejales, al COE (Comando de Operaciones de Emergencia), a todos los que colaboraron en la tarea, a los integrantes del Ejército, Gendarmería, Prefectura, Parques Nacionales, Bomberos, todos los voluntarios que trabajaron, integrantes de la Policía, cadetes, aspirantes; pobladores. A las instituciones de la provincia: al Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN), al EPAS (Ente Provincial de Agua y Saneamiento), a (la dirección provincial de) Recursos Hídricos, (la subsecretaría de) Medio Ambiente, (Ministerio de) Desarrollo Social.

Haber trabajado junto al gabinete nacional fue un verdadero honor. Gracias Enrique por tu presencia permanente como ministro de Turismo en la región, gracias Julián (Domínguez, actual diputado nacional) porque como ministro de Agricultura también fueron de los primeros en estar atentos a cubrir las necesidades de nuestros pobladores rurales y de nuestros pobladores y campesinos. A través de ustedes agradecerle a la presidenta de la Nación (Cristina Fernández), que junto al gabinete nacional tomó decisiones ejecutivas y rápidas.

Hemos trabajado nueve meses en forma incesante. Gracias a la Unidad Ejecutora Provincial, que con equipos, en su momento máximo llegaron a casi un centenar; se pudo sacar la arena de calles, de jardines, de techos, de viviendas, de instituciones, de edificios públicos y privados: 1.400.000 metros cúbicos. No creo que haya una cifra igual retirada después de un evento de estas características de una planta urbana en la historia del mundo y esto nos lo decían representantes que vinieron de Naciones Unidas. Nos dieron manuales de procedimiento, pero tuvimos que aprender día a día qué es lo que teníamos que hacer.

El 4 de junio, a las 15 horas, cuando tuvo ocurrencia el volcán repitiendo un evento del año 1922 y de 1960, yo estaba en campaña electoral. Tenía elecciones el 12 de junio, como ustedes recuerdan. Me había avisado el intendente que había alerta roja a la mañana. Yo estaba camino a Las Ovejas, en el norte de la provincia, y decidimos cambiar el rumbo y rápidamente llegar a Villa La Angostura. El panorama era dantesco: 30 a 40 centímetros de arena cubriendo techos, las casas, la ciudad, las rutas. Y realmente nos mirábamos sorprendidos porque no teníamos la experiencia, ni siquiera por haberlo leído. Y nos preguntábamos entre nosotros cuál era la actitud a asumir. Nos miramos y convinimos entre todos que era un camino largo por delante. Lo primero que se nos ocurrió fue pedir las primeras carretillas y las primeras palas para ir sacando la arena. Algunos nos miraban y decían: ‘estos estarán locos’. Pero la fuerza de los genios también viene de la locura. Y aquí había un pueblo que estaba decidido a emplear todas sus fuerzas para salir adelante.

A los pocos días de este evento empezó a llover y después empezó a helar. La arena se congelaba en los árboles y los árboles estaban todos en el bosque con sus ramas caídas. Con la arena congelada en los techos. Se congelaba también la arena. Ya era imposible sacarla si no era con un cortafierros. Había que esperar la primavera. Sin luz, sin agua y sin energía un pueblo tiene un verdadero problema por delante. Y la incertidumbre de qué hacer, porque el polvo en el ambiente dificultaba la respiración. Había que tomar todos los recaudos.

Y así se luchó contra esta adversidad y así se salió adelante. Y hoy, como decían también Enrique y Julián, es el gran desafío de salir al mundo y mostrar esta nueva realidad de Villa La Angostura y toda la zona Sur, florida con los colores que tenía antes del evento, con sus ríos y lagos impecables y con un pueblo que está ansioso de mostrar a todos los turistas ese don de gente y esa solidaridad de nuestro pueblo sureño.

Desde Nación se ha acompañado con distintas acciones. Yo solamente me voy a detener en algunos aspectos que tienen que ver con el futuro que mencionaba Julián, que sin lugar a dudas va a ser mejor que nuestro presente y que nuestro pasado.

Nosotros hoy vamos a inaugurar un edificio que se terminó en el 2008, pero que el techo se reparó porque había sido mal construido por la empresa. Es el edificio del Jardín de Infantes Nº 57. Yo sé que hay muchos edificios que tenemos que hacer y muchos edificios que tenemos que construir. Todos los proyectos de edificios que tenemos que construir tienen que ser presentados para que los prioricemos. Tenemos la puerta abierta también del presupuesto nacional en el ministerio de Educación para en el plan de Más Escuelas seguir construyendo edificios. Hoy vamos a inaugurar el edificio del Jardín de Infantes Nº 57, que también es del plan 700 escuelas del ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de la Nación.

Y les quiero decir que el próximo 24 de mayo, a las 11, la dirección nacional de Vialidad abrirá las ofertas de la licitación para la ejecución de la avenida de circunvalación de Villa La Angostura. Esta incluye los puentes, obras de arte y el pavimento, con un presupuesto de 206 millones de pesos y un plazo de ejecución de 24 meses.

Esta obra traerá grandes soluciones a la villa, en especial, con el tema de los camiones y el tráfico internacional por el paso Cardenal Samoré que representa en la actualidad un gran problema.

También hoy vamos a inaugurar la telecabina séxtuple en el centro de esquí Cerro Bayo. Se trata de una góndola traída de Suiza, que triplicará la capacidad de transporte en el cerro, pudiendo llevar seis u ocho personas. Este sistema es novedoso porque es totalmente cerrado, es una góndola techada que acelerará el traslado de los turistas y esquiadores en la zona media del cerro.

Hoy vamos a entregar también 80 escrituras de propiedad de viviendas gestionadas por el IPVU- ADUS que ya están listas, al tiempo que aseguraremos la continuidad de las obras de otro plan que ejecuta la provincia con fondos del Plan Federal de Viviendas. Estas últimas son 64 viviendas con una inversión que alcanza los 15 millones de pesos y que tiene un avance de obra de 40 por ciento; y otro plan de viviendas que tienen un 60 por ciento de avance.

Es bueno mencionar que hace aproximadamente un mes inauguramos el hospital nuevo de Villa La Angostura, con una inversión de 25 millones de pesos. Con felicidad hemos inaugurado una obra querida e imprescindible para Villa La Angostura.

En enero de este año se inauguró el nuevo Centro de Salud Barrio Norte. Quiero destacar este hecho porque se hizo con fondos del Ministerio de Salud de la Provincia, pero fundamentalmente con el aporte de materiales de construcción del hospital de San Martín de los Andes -una muestra de solidaridad-, también el Rotary Club y pobladores aportaron el equipamiento y el mobiliario. Un trabajo comunitario para tener un centro de Salud en el Barrio Norte de Villa la Angostura.

Hoy vamos a inaugurar también el centro Educativo Terapéutico de Villa la Angostura, dirigido a personas en condiciones de discapacidad, con cuatro áreas: psicología, fonoaudiología, kinesiología y terapia ocupacional. Mi reconocimiento también a una obra hecha en forma comunitaria. El equipamiento lo aportó la Legislatura de la provincia del Neuquén y quiero agradecer al coordinador, a José Riffo, y a Mónica Pacheco por la tarea de este centro que seguramente va a ser motivo de un convenio con el Ministerio de Salud de la provincia.

En obras eléctricas el otro día anunciábamos también una obra necesaria para Villa la Angostura, en Villa la Angostura se genera electricidad con gasoil. Vamos a hacer dos obras: una primera etapa que ya se licitó -y la empresa va a empezar la semana que viene los trabajos seguramente- en lo que es hacerla funcionar con gas en lugar de gasoil. El EPEN tiene un gasto en insumos del orden de los 25 a 30 millones de pesos por año para suministrar el gasoil para la localidad de Villa la Angostura, así que en una primera etapa vamos a hacer la obra de gas, ya están los caños en Villa la Angostura y ya se va a empezar la obra que fue adjudicada a una empresa neuquina; se va a empezar la obra que tiene un plazo de ejecución de cuatro meses. Así que si Dios quiere vamos a tener esta primera etapa.

Y la otra etapa es la solución de fondo, es la obra eléctrica que va a traer electricidad desde Alicurá-Pilcaniyeu a Villa la Angostura. Vamos a hacer una obra que es una inversión de 45 millones de dólares, estamos hablando de más de 200 millones de pesos para traer electricidad a Villa la Angostura y la segunda línea a Bariloche, de manera de tener un anillo cerrado con Bariloche que va a abastecer electricidad con seguridad.

Y una obra tan importante que está encarando el Epen, además de llevar paneles solares a toda la provincia, a más de 1.200 pobladores rurales, le va a llevar los paneles solares y electricidad a todas las seccionales de Parques Nacionales para abastecerles de electricidad con esos paneles solares dentro del programa Permer (Proyecto de Energías Renovables en Mercados Rurales) de Nación. Esto también es importante, como decía Enrique, para llevarle a todas las seccionales de Parques Nacionales ese insumo tan importante como es la electricidad.

No me voy a extender mucho más; me voy a sumar a las palabras de Roberto cuando hablaba de todo lo que tiene que ver con el amor a la tierra. Cuando quienes fundaron Villa La Angostura colocaron dentro de la piedra fundamental, un acta. Dentro del acta decían que tienen la firme vocación de vivir en esta tierra, que tienen la firme vocación de levantar la bandera celeste y blanca, y además que tenían el firme sentimiento del amor a esta tierra. Y lo dejaron como testimonio en la piedra fundamental hace 80 años, en esta situación a la que se hizo referencia.

Yo creo que lo que define la diferencia entre un territorio y una patria es el amor. Un territorio puede existir en cualquier lugar, pero cuando ese territorio está poblado por hombres y mujeres que tienen ideales, que abrazan una causa en común, que saben el valor de lo que es vivir comunitariamente y preocupados y sensibilizados por los problemas de todos, que tienen la vocación del progreso, del crecimiento, de la justicia y de la libertad, ese territorio, ese terruño se transforma en nuestro hogar, se transforma en nuestra provincia, se transforma en nuestra Nación.

Abracemos a esta tierra con ese amor, con el amor que cada poblador le ha brindado en estos meses de lucha y de combate a la adversidad y abracemos el destino que tenemos por delante, que sin duda, Julián, es un destino venturoso que tenemos que abrazar con patriotismo, con dedicación, con generosidad y con mucho heroísmo.

Repito mis palabras del principio, querido pueblo de Villa La Angostura, ha sido un honor haber trabajado con ustedes estos nueve meses de adversidad y va a ser un honor acompañarlos los años que vienen para concretar la tierra que todos amamos. Muchas gracias.