Señor presidente de la comisión de fomento, Ramón Cuevas; loncos de las comunidades mapuches presentes; Florentina aquí presente y en su persona el recuerdo al fundador de la comisión de fomento, y como decían los chicos que su trabajo no fue en vano; no fue en vano porque aquí está, su espíritu, su temple y su empuje. También a toda la comunidad educativa; a intendentes y presidentes de comisiones de fomento que se acercaron; a la Banda de Música de la Policía muchas gracias por estar porque siempre nos están acompañando para darle brillo, color y música a estos actos.

Queremos celebrar estos 22 años y celebrarlos así en este clima de cordialidad, un clima de alegría, en un clima de compartir las cosas. Los chicos recién dijeron conceptos muy profundos, recordando al Papa Francisco; a los fundadores; a los pioneros; dando lugar a sentimientos que tienen que ver con la unidad, con dejar de lado los odios, las envidias, los resentimientos, trabajar todos juntos, trabajar todos juntos por la comunidad.

En este nuevo aniversario son muchas las cosas en las que estamos trabajando juntos. Ramón hizo un resumen muy completo y quiero también hacer un reconocimiento especial por toda la tarea que se está haciendo a través de distintas autoridades provinciales y municipales, en la resolución de los problemas de agua, tanto en escuelas, como para los productores, como haciendo pozos filtrantes, captando vertientes; colocando –para los que tienen sus huertas- treinta tanques australianos para contar con el agua previsionada y de reserva; porque tenemos un río –el Picún Leufú- con el cual hay que estar atentos, o viene muy crecido o viene muy bajo, entonces tenemos que compensar esas tareas.

Me alegro mucho que el camión haya sido de gran utilidad, me refiero al camión que reparte el agua y la pala excavadora será de extrema utilidad. Recordaba Ramón Cuevas cuando viajaron a Buenos Aires -y yo con ellos- todos los presidentes de comisiones de fomento e intendentes, a firmar con cooperativas los convenios con la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Alicia Kirchner que, nosotros tenemos que seguir trabajando con economía familiar, con el ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

Porque tenemos que seguir trabajando aunados en un sólo criterio que es mejorar la calidad de vida de la gente, Nación, Provincia y Municipios. Allí es donde las diferencias tienen que ceder en beneficio de la gente. La democracia es justamente eso: tener diferencias, crecer en las diferencias y respetarse en las diferencias, pero las diferencias ideológicas, partidarias, religiosas deben significar que somos todos hermanos, tenemos el mismo Dios y tenemos que trabajar juntos.

“No es el que más grita, más patalea, el que más rutas corta, no es el que más piquetes hace el que tiene más derechos. Todos -en la Provincia del Neuquén y en la República Argentina- tienen derechos y obligaciones en el marco de la democracia. Muchas veces nos acordamos de los derechos nada más y no tenemos en cuenta las obligaciones y las responsabilidades”.

Por supuesto que la provincia del Neuquén es una provincia importante pero tiene un presupuesto muy limitado, un presupuesto que tiene un límite y un fin, es como una familia. Las familias tienen un ingreso de recursos y no pueden plantearse que se le puede dar a cada integrante de la familia todo lo que necesita o lo que pide, porque hay que ajustarse a lo que ingresa. La provincia es exactamente lo mismo.

Los otros días yo le preguntaba a dirigentes sindicales “pero mire que no voy a poder pagarlo a fin de mes” y me decían “ese es su problema, no es nuestro problema”. Y yo quiero decir que no es así. Todos somos parte del problema y todos somos parte de la solución. Yo soy un administrador, no soy un emperador ni un rey. Soy un gobernante cuya función principal es administrar recursos escasos. A veces uno siente que hay muchos dirigentes que no entienden el tema de la solidaridad, la unidad y de las diferencias, y creen que presionando más o cortando la ruta o cerrando el hospital o cerrando la escuela o, en fin, dejando sin seguridad a la población, se le puede sacar cosas al gobernador más fácil. No es el gobernador, es el conjunto de la provincia.

Hay un contrato social, contrato que nos hace vivir a todos en sociedad y todos juntos organizamos el Estado y el gobierno en base a la democracia. El que más votos saca es el que le toca administrar, el que menos votos saca tiene que hacer oposición constructiva. Así funciona la democracia. Pero poco a poco las sociedades en Argentina, en las distintas provincias, la Nación, nos estamos convirtiendo peligrosamente en sociedades que estamos conspirando contra el contrato social a partir de la extorsión o la coacción. Esto es muy difícil, es muy complicado para la democracia. Hemos vivido épocas sin democracia, en base justamente al imperio de la fuerza y eso no nos sirvió; nos trajo grandes dolores de cabeza, muertes, desapariciones y violaciones a los derechos humanos. Tenemos que cumplir la constitución, tenemos que cumplir las leyes, tenemos que ajustarnos a los presupuestos, no podemos pensar que desde el cielo llueven los recursos, los recursos hay que ir a buscarlos, como hacemos con Ramón cuando vamos a Nación, o cuando conseguimos créditos del BID, o cuando conseguimos del Banco Mundial un respaldo.

Por eso es bueno que desde aquí, desde Villa del Puente Picún Leufú y de todos sus parajes rurales como Bajada de Los Molles, estar atentos a lo que nos marcan los signos de los tiempos, que es estar hermanados, con diferencias pero trabajar en equipo para lograr los objetivos comunes, no podemos conspirar contra nuestra propia integridad, no podemos ser autodestructivos, tenemos que construir puentes, no podemos construir abismos; tenemos que ser constructores de puentes, constructores de soluciones, no de problemas.

Les voy a dar un ejemplo: hoy están cortando la ruta en Cutral Co y Plaza Huincul porque ayer se rompieron dos caños de agua del acueducto viejo. Estamos llegando con el acueducto nuevo, una inversión de 250 millones de pesos en estos días, nos llevó cinco años construir esa obra, con la tecnología más moderna de la República Argentina, con las bombas más potentes, tenemos que bombear a 270 metros de altura. Ayer se rompieron dos caños del acueducto viejo, que se desgranan son de hormigón en 14 kilómetros, el resto de kilómetros son de acero, vamos a cambiar esos 14 kilómetros, vamos a poner acero. El agua se está bombeando desde hoy a la mañana. Los caños se rompieron uno a la mañana, otro a la tarde, se han roto 3 caños en un año, en 10 o 15 días se rompieron 8.

Esto es un problema, pero es un problema de todos y cortando la ruta no lo resolvemos, tenemos que ser parte de las soluciones no parte de los problemas. Está recibiendo agua hoy toda la comarca, pero lo señalo como un ejemplo de lo que para mí no hay que hacer. De qué sirve ir a gritar, a ladrarle a la luna, a protestar, si las soluciones están justamente en resolver los problemas técnicos. Son problemas técnicos, no es falta de voluntad, o alguno piensa que fui yo a romper el caño, más vale tendrían que pensar al revés, si algún otro fue a romper un caño y tampoco lo pienso. Pienso que es obra de materiales que no sirven y hay que cambiarlos, pero estamos llegando, en horas, en días, estamos llegando con otro acueducto más.

Entonces lo estoy poniendo como un ejemplo de qué sirve ir a cortar una ruta. Hoy vecinos me decían que tenían que trasladarse a otras ciudades, por su trabajo o por problemas de salud, o por problemas de educación, de capacitación, se le complica todo a la sociedad, es decir, que si nosotros creemos que podemos hacer imperar la ley de la selva, la ley del más fuerte en la sociedad, el que más grita, el que más patalea, el que más coacciona, el que más amenaza es el que obtiene los mayores beneficios; y aquellos que integran la mayoría silenciosa no patalean o que no cortan rutas. Un habitante de la Bajada de Los Molles va a ir a cortar la ruta porque no tiene agua, o porque no tienen la huerta.

Tenemos que estar atentos a las soluciones y construirlas y construirlas juntos, convertirnos en parte de las soluciones y también en parte del problema, porque esa es la manera de llegar a las soluciones.

Tenemos un problema en la escuela de Ñireco: toda la vida sin agua y entonces dijimos: le vamos a confiar a Ramón la solución del problema. Fuimos y después de toda una vida sin agua –a partir de los recursos económicos y de las gestiones del intendente y de la comisión de fomento- hoy a este paraje le falta solamente la conexión para tener el agua a través de pozo filtrante.

Ñireco no está en la jurisdicción de la comisión de fomento de Villa del Puente Picún Leufú, está bajo otra jurisdicción; pero aquí lo importantes son las soluciones, porque los problemas se solucionan. El mismo jefe comunal decía: yo me pongo contento y feliz cuando puedo solucionar problemas de estas características. Y los chicos de la escuela de Ñireco son los beneficiarios. Qué diferencia hay entre estos chicos, los de la Villa, Los Molles o de Zapala o de Neuquén, pues ninguna. Tienen que ser iguales, tienen que tener igualdad, no la tienen.

Por eso tenemos que garantizar la igualdad. Estamos llegando con la fibra óptica, con Nación y con Provincia, a todos los rincones de la provincia, bueno ahí vamos a igualar las oportunidades, vamos a tener diez canales de aire, juegos didácticos con la posibilidad de aprender jugando; también tendremos Internet y telefonía. Se trata de un esfuerzo enorme; se están tendiendo 1.100 kilómetros a cargo de Nación en territorio neuquino, y nosotros estamos instalando otros 250 kilómetros, con recursos que también son de Nación para la fibra óptica.

Esto será un cambio extraordinario y lo vamos a ver en los próximos seis a nueve meses, no es que lo vamos a comprobar dentro de diez años. Esto es lo que tenemos que trabajar todos juntos.

Quiero decir que seguiremos trabajando en el deporte. Recién Ramón, el intendente, me decía tenemos un predio cerrado, lo cercamos apenas asumidos, está muy lindo, muy bien cuidado, parquizado y quiero hacer una cancha de fútbol. Bueno, comencemos con la primera etapa, busquemos el pozo filtrante, hagámoslo, busquemos las bombas, busquemos el riego por aspersión, sembremos el pasto y comencemos con una cancha de fútbol que le sirva a los grandes y a los chicos.

En materia de viviendas, firmamos este convenio. Quiero señalar que estamos trabajando con Vialidad Provincial en la construcción de un puente de 500 mil pesos, sobre el río Picún Leufú y que se empezó a construir hoy, pido disculpas pero recién se inició hoy, y tal vez el año que viene, en mayo, esté terminado. Es una alcantarilla de segunda categoría o un puente, es una inversión de 500 mil pesos que está haciendo Vialidad de la provincia. El presidente de la institución puso la fecha, así que Ramón a gestionar.

Quiero agradecer un trabajo de Recursos Hídricos, Silvia y todo su equipo, han trabajado mucho en canales, en drenajes, en horas máquina, en tener todos los canales (de riego) en funcionamiento. Como dijimos es un río difícil, hay que manejarlo y gestionarlo. Unos 40 productores con un total de 16 canales de riego, son unos 23 mil metros. Se trabajó con una inversión de 160 mil pesos para tenerlos en condiciones y vamos a seguir trabajando para unificar con otra obra de un nuevo canal que permitirá simplificar la obtención de agua del río, con un canal de 14 o 15 kilómetros vamos a poder incluso regar más hectáreas en la zona.

Hemos trabajado con el Programa de Incentivo a la Producción Ganadera. Hoy entregamos aportes (económicos) a productores, son 900 productores de toda la provincia por un total de 3 millones de pesos. También entregamos 30 mil pesos en créditos, en el marco del programa de financiamiento para la compra de animales, mejoramiento de instalaciones, alambrados. En las escuelas también se trabajó intensamente, en especial con el tema del agua y grupos electrógenos que hoy se entregan; y trabajaremos con las plantas de tratamiento de efluentes cloacales, en Ñireco y otras escuelas. Para así tener todas las escuelas albergues y rurales con su correspondiente planta de efluentes de manera de tener –además de las 16 vacunas obligatorias que las estamos colocando en toda la provincia de forma puntual- agua limpia y tratamiento cloacal que son la mejor vacuna que puede tener una sociedad, la mejor medida preventiva que es mucho más importante que curar.

En cuanto a los Puestos sanitarios se trabaja en la construcción –financiado por el Plan nacional Más Cerca- de dos nuevos, en la zona de Zapala. Ellos es sumaron a los terminado en 2013 y que son las postas sanitarias de La Amarga, Barda Negra Sur, Laguna Blanca, Ñireco y Aguada del Overo; y una posta sanitaria en ejecución en Barda Negra y Carro Quebrado. Esto es muy importante y le agradezco al IPVU-ADUS la realización de estas tareas. Necesitamos equipar estas postas adecuadamente y ponerlas en marcha. En el caso de Ñireco, además de llevar el agua potable y la planta de tratamiento de efluentes para la escuela, tenemos que llevar ambas tareas para la posta sanitaria; de esta manera cumplimos el doble objetivo.

Con fondos del Instituto Provincial de Juegos de Azar de 130 mil pesos para reparar aulas en la escuela primaria Nº 81; pero lo debe autorizar el Consejo provincial de Educación, por lo cual les pido celeridad para poder resolverlo pronto.

Quiero finalmente referirme a un punto que será transformador de Villa del Puente Picún Leufú y del paraje Bajada de Los Molles y que es la electrificación rural. Esta será muy importante y después de un largo proceso con el Banco Mundial, ya se cuenta con los fondos, con la licitación hecha, con los ganadores de dicha licitación; es una inversión de 130 millones de pesos. Ahora –todas las regiones y parajes que se beneficiarán con la electrificación rural- dependen de una llavecita que nos pondrá la luz verde al gobierno de la provincia. Si eso sucede tendremos la luz en 18 meses en todos los lugares que ahora les voy a nombrar, y esa luz verde la da el Banco Mundial. Están listos todos los papeles, el proyecto, la plata, las leyes pero llevará su tiempo hacerlo. Ahora las empresas están preparadas para construirlo pero falta la nota de esta entidad que habilite el inicio de los trabajos.

Con ese okey del banco nosotros vamos a llevar la luz al Centro, Norte y parte del Sur de la provincia del Neuquén. En la zona de Zapala serán beneficiados los parajes rurales Mallín del Muerto, Mallín de los Caballos, Covunco Abajo, Mallín Quemado, Los Alazanes, Santo Domingo Abajo, La Amarga, Villa del Puente Picún Leufú y Bajada de los Molles, más la línea de transmisión de Zapala a Villa del Puente Picún Leufú.

Será un tendido de 75 kilómetros de líneas y así habrá, en toda la zona, más el Norte, en los departamentos Minas y Ñorquín, un total de más de mil usuarios en áreas rurales, más otros dos mil beneficiarios que recibirán mejora del sistema. Esto quiere decir que 3 mil habitantes de la zona rural, de los rincones más alejados de la provincia, tendrán la luz, tendrán la electrificación. Esto es muy importante.

Los 130 millones de pesos están. El mayor porcentaje lo pone el Banco Mundial, el 90 por ciento; Neuquén el 10 por ciento restante; el proyecto está terminado, las empresas se presentaron, la obra está pre adjudicada, falta esta orden del Banco Mundial. Ojala pueda, como regalo de Navidad, Año Nuevo o Reyes, decirles a través de Ramón Cuevas que la luz está en camino.

Queridos amigos, fueron muy emotivas las palabras de Ramón agradeciéndole a su familia, porque es muy real lo que él dice, porque cuando nosotros elegimos esta función sabemos lo que representa: representa sacrificar horas a los seres queridos, significa dedicarle todo el tiempo aún las horas de sueño ya que cuando uno duerme sigue soñando con los problemas y las soluciones, y no descansa.

Pero a nosotros nos gusta esto; lo hacemos con pasión, con optimismo, con mucho empuje y amor por nuestra gente y por nuestra tierra. Lo único que pedimos -personas como Ramón, como es mi caso o aquellas personas que tomamos responsabilidades públicas- es comprensión y que todos nos constituyamos en parte de las soluciones, no solamente del problema. Así que estamos preparados para recibir los problemas, para ser cacheteados cuando nos equivocamos y que nos hagan un llamado de atención; pero también nuestro corazón está preparado para recibir el afecto y el cariño de nuestra gente, que es lo único que nos da fortaleza y grandeza para vencer las adversidades y a aquellos pesimistas que le ponen permanentemente palos en la rueda al progreso de la provincia y al progreso de nuestra gente.

Las cosas no llegan por casualidad ni por arte de magia. Todos los resultados y las respuestas a la sociedad, llegan a partir de la gestión. Si no hay gestión, si nos quedamos con la notita, no sirve, significa esto que decía Ramón de que hay que ir a Neuquén, hay que ir a Buenos Aires, al Banco Mundial, al BID o a la Corporación Andina de Fomento. Pero si me quedo en mi casa esperando las soluciones la luz no llega. En cambio hay que caminar, hay que andar, gestionar y no hay que enojarse con las personas, hay que enojarse con los problemas.

Muchos se enojan conmigo: quiero ganar más, quiero tener esto o aquello… Siempre es petición, petición y petición. No basta con enojarse, puede estar la petición pero la petición bien hecha vale mucho más que el enojo. Muchos me recomendaron muchas veces ‘vos tenés que pelearte con Nación, tenés que ir allá y pegarle un portazo a Nación. No. Ramón tampoco haría lo mismo ni con Nación ni con Provincia y yo no haría lo mismo ni con Ramón ni con la Presidenta de la Nación, por qué? Porque tenemos que trabajar con las puertas abiertas. En nuestras decisiones, en nuestras alegrías y enojos está el éxito o el fracaso de la gestión, pero no sería tan importante que nosotros nos juguemos nuestro prestigio. Lo más importante es que, en el éxito o en el fracaso de nuestras gestiones está el bienestar o no de nuestra gente. Esto es lo que importa: el bienestar de nuestra gente. Nosotros tenemos una gran responsabilidad y nuestra responsabilidad es no equivocarnos; nos podemos equivocar haciendo pero no nos podemos equivocar no haciendo.

Queridos amigos, vamos a seguir trabajando en este camino en el que nadie nos dijo que sería fácil y lo aceptamos. Somos personas de lucha; los patagónicos sabemos lo que significa vencer las adversidades y enfrentarse con los problemas; lo único que pedimos es trabajar en equipo, como una gran familia para la resolución de todos los problemas. Sin lugar a dudas si lo hacemos así con amor por nuestra tierra, nuestra gente, los problemas serán vencidos.

Queridos amigos les deseo un feliz aniversario, un feliz cumpleaños, y ahora compartamos una mesa juntos porque compartir una mesa con la familia representa mucho más que comer: representa compartir anhelos, sueños, esperanzas y un trabajo común para encontrar sabiduría, para saber qué es lo que tenemos que hacer para asegurar la justicia y la verdad en la sociedad en la que vivimos. Un abrazo y feliz cumpleaños para todos.