El 21 de septiembre es el Día Mundial del Alzheimer. Este año las acciones se focalizan en sensibilizar e informar para crear conciencia sobre la demencia.

La fecha fue establecida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Asociación Internacional de Enfermedad de Alzheimer (ADI) hace varios años y representa una oportunidad para difundir información útil para la consulta temprana, el diagnóstico y al mismo tiempo, para sensibilizar a la comunidad en relación a muchos estigmas vinculados a la misma.

En relación al lema de este año, “Hablemos de demencia”, hay que considerar que según la OMS la enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia y acapara entre un 60 por ciento y un 70 por ciento de los casos. Además se trata de una de las principales causas de discapacidad y dependencia para las personas mayores en el mundo entero.

Este año en particular el grupo más afectado por el Alzheimer es el más susceptible a enfrentar síntomas graves de COVID-19, por lo que el aislamiento social es una realidad que también hay que afrontar desde el acompañamiento y la contención. Es fundamental que se sostengan los tratamientos indicados y que se mantengan los controles necesarios.

Sobre el Alzheimer

Se trata de una enfermedad degenerativa del sistema nervioso central de carácter progresivo e irreversible. Su causa es desconocida, suele manifestarse después de los 60 años y su frecuencia aumenta con la edad. Se evidencia con un deterioro progresivo de las funciones mentales superiores como la memoria, el lenguaje, la capacidad ejecutiva, las habilidades visuo-espaciales y la conducta, que con el tiempo produce una importante repercusión sobre la vida diaria de la persona que la padece, así como también en el ámbito familiar y la sociedad.

El diagnóstico se realiza por el cuadro clínico del paciente y pueden ser necesarios estudios complementarios para descartar otras causas de deterioro cognitivo. Es una patología que se trata en todos los hospitales de la provincia del Neuquén y tiene un centro de referencia en el servicio de Neurología del hospital Castro Rendón.

Si bien no hay tratamiento curativo, existen numerosas intervenciones que se pueden ofrecer para apoyar y mejorar la calidad de vida de las personas con demencia y sus cuidadores y familias, siempre desde un abordaje integral que incluye a varias disciplinas y especialidades.

Por otro lado, las personas que padecen esta enfermedad necesitan cuidados especiales, adaptados a sus necesidades. A medida que la enfermedad avanza puede ser necesaria mayor dedicación en el cuidado, prestando atención a situaciones que pongan en riesgo la vida del paciente y su familia. En todos los casos es fundamental tratar a las personas con respeto, valorar la historia y trayectoria personal, potenciar sus habilidades y realizar actividades que favorezcan la armonía y la seguridad.

Algunos consejos

Tanto para la prevención de este tipo de patologías, como para alcanzar una vida saludable es fundamental poner en práctica algunos hábitos durante todas las etapas de la vida:

  • Realizar actividad física con regularidad (caminatas, deportes, baile, uso de bicicleta, etc.).
  • Tener una alimentación balanceada.
  • Descansar adecuadamente.
  • Mantenerse activo mentalmente (aprender algo nuevo como un idioma, dibujo, pintura, mecánica, música, etc.).
  • Elegir actividades lúdicas (juegos de ingenio, ajedrez, sudoku, etc.).
  • Sostener los vínculos sociales (aún en pandemia es importante mantener la comunicación con amigos y familiares mediante llamadas telefónicas o video-llamadas).
  • Realizar controles de salud periódicos.

 

Actividad virtual

Para hoy a las 19 la Sociedad Neurológica Argentina y la Asociación Lucha contra el Mal de Alzheimer y alteraciones semejantes de la República Argentina (ALMA) organizó una actividad virtual denominada “Enfermedad de Alzheimer en tiempos de COVID: Consejos para pacientes y familiares”. La misma se llevará a cabo por Zoom y se podrá acceder con el ID: 961 6513 3999 y el código de acceso: 366643.