Esta fecha se recuerda cada 10 de octubre, como una oportunidad para concientizar y movilizar a la población en torno a la salud mental.  

En el Día Mundial de la Salud Mental es importante resaltar que esta es un componente fundamental dentro del concepto de salud abordado por el Plan Provincial de Salud 2019-2023. Desde el comienzo de la pandemia, el ministerio de Salud de la provincia consolidó una red integral de asistencia en Salud Mental y Adicciones flexible, adaptada a este contexto, con el fin de lograr respuestas efectivas y de calidad por parte de los establecimientos que cuentan con dichos dispositivos, adoptando diferentes modalidades de intervención en múltiples niveles de atención.

En este sentido, se readecuaron los servicios de atención en Salud Mental y Adicciones (SMyA) y se profundizaron una serie de lineamientos preventivos para orientar y acompañar con recomendaciones y herramientas técnicas, asistenciales y metodológicas a los equipos de salud, salud mental y adicciones de toda la provincia.

Además, se reforzó la atención ambulatoria para realizar seguimiento de usuarios de salud mental y adicciones. Dentro del plan de acción se conformó un equipo itinerante de contención en Salud Mental y Adicciones para apoyo a los equipos de salud a nivel local que se encuentran en la primera línea asistencial de la emergencia en los diferentes efectores de salud.

Por otra parte, se configuró un equipo de operadores destinado a brindar una primera ayuda psicológica a la población y al personal del sistema de salud de toda la provincia, a través de una línea telefónica. Cabe resaltar que cada Zona Sanitaria tiene un número telefónico específico donde se pueden realizar dichas consultas.

Desde el equipo itinerante también se aborda a personas con resultado positivo para Covid-19 y sus familiares, como un refuerzo a los equipos de contención en salud mental de pacientes internados/as y sus familiares y a los efectores que están abocados a la asistencia de casos sospechosos o confirmados que se encuentran en aislamiento obligatorio en sus domicilios.

En cuanto a la población afectada por el Covid-19 (con diagnóstico pendiente o confirmado) se implementó un plan con lineamientos y recomendaciones para la atención en salud mental. En este sentido, hay que considerar que el universo de personas afectadas se conforma por: personas en aislamiento domiciliario por sospecha o confirmación de Covid-19; personas internadas por Covid-19 (leves, moderados y graves); y personas dadas de alta por Covid-19; familiares convivientes y contactos estrechos en aislamiento domiciliario, de casos sospechosos, confirmados y/o fallecidos por Covid-19; y los usuarios de los servicios de salud mental y adicciones afectados por Covid-19.

En cada caso es primordial la evaluación del mismo (triage en salud mental) para detectar, valorar y especificar a grandes grupos de personas afectadas, en función de la prioridad en la que requieren ser atendidas. Tras la evaluación, se realiza la intervención y luego, el seguimiento. En todo ese proceso de atención, pueden concretarse numerosas tareas que van desde diagnósticos y tratamientos específicos a contención y facilitación de la comunicación con el entorno.

Todas las acciones que se realizan sobre la temática se enmarcan en la Ley Nacional 26657 de Salud Mental y Adicciones, en el plan nacional y provincial de Salud Mental y Adicciones, y en la reglamentación provincial de la Ley 3182, orientadas a favorecer e impulsar la asistencia integral en el ámbito de la salud –con un enfoque de Derechos Humanos– a toda la población. Además, permanentemente se evalúa la situación para realizar modificaciones y/o ajustes en los lineamientos propuestos.

En el marco de los 50 Años del Plan de Salud, en agosto del corriente año la Legislatura sancionó la Ley 3182, creando así el Órgano de Revisión en el ámbito del Ministerio Público de la Defensa, como órgano dedicado a garantizar que se cumplan los derechos de los usuarios de los servicios de salud mental.

La fecha 

Este 10 de octubre, la Organización Mundial de la Salud (OMS) propone aunar esfuerzos para mejorar la salud mental en todo el mundo, impulsar un aumento a gran escala de la inversión en salud mental, y plantea que este día es una oportunidad para comprometerse.

Su campaña se basa en ofrecer oportunidades, principalmente en línea y de forma virtual dada la persistencia de la pandemia, para que todos hagamos algo a favor de la vida. Propone que a nivel individual, se tomen medidas concretas a favor de nuestra propia salud mental y se apoye a amigos y familiares que estén afectados por un trastorno de este tipo. Asimismo, sugiere que se adopten medidas para establecer programas de bienestar y que los gobiernos se comprometan a establecer o ampliar los servicios de salud mental.