Personal del EPEN implementa soluciones en el tendido eléctrico para evitar los recurrentes cortes que afectaron a los vecinos durante los últimos meses.

El Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN) informó que se llevan a cabo diferentes tareas de mantenimiento en Loncopué, a los fines de evitar las recurrentes salidas de servicio causadas por la interacción de aves -generalmente loros- con las instalaciones eléctricas de media y baja tensión de la localidad.

Con mayor o menor frecuencia -de acuerdo con la época del año que se transite- dichas aves, tanto al levantar vuelo en bandada de manera vertiginosa o bien al posarse masivamente en las líneas eléctricas, producen “fallas bifásicas”, es decir, los cables se tocan por la oscilación mecánica, generando los consecuentes cortes del servicio que percibe la población.

La posibilidad de fallas muchas veces se agrava debido a que las aves se colocan a lo largo de las instalaciones eléctricas, no sólo sobre los conductores sino además sobre las crucetas que vinculan los diferentes tramos de líneas. Además, con sus garras y picos “pelan” los cables y al hacer puente entre ellos, caen fulminados.

En este sentido, si bien el EPEN ha recibido reclamos de clientes, el mayor descontento es expresado a través de las redes sociales por parte de vecinos que sufren esta problemática.

Entre los trabajos, el personal operativo del Ente tomó los recaudos necesarios para aumentar la distancia eléctrica en los “puentes” o uniones de los cruces aéreos, de tal manera de evitar el contacto del ave con el conductor que vincula dichos tramos y reducir así la posibilidad de cortes.

Un problema recurrente

Un caso testigo, informado por el jefe del Servicio Eléctrico local, se dio en el mes de junio, cuando en un solo día se produjeron cuatro recierres -es decir corte por falla y restablecimiento instantáneo- los cuales, según se aclaró, pueden darse tanto en horas de la mañana, o la tarde noche, como consecuencia del vuelo masivo o posamiento de loros sobre la línea de media tensión.

Ese día a las 18.56 se produjo un “recierre”, también a las 18.59 con la apertura de un interruptor urbano, a las 19.17 y a las 19.29 también se produjeron fallas y a las 20.05 quedó sin energía todo un sector de barrios del lado derecho de la ruta, salida a Caviahue. En ese caso, se recorrió la línea, se procedió a desligar las fases, y a las 20.45 quedó el servicio normalizado.