Funcionarios provinciales recorrieron este viernes la ruta 65, que une la ruta de los Siete Lagos con la zona de Confluencia sobre ruta nacional 237, para constatar el estado del camino y cómo avanzan los trabajos que realiza la dirección provincial de Vialidad de Neuquén.

Los secretarios General de Gobierno y Servicios Públicos, Leonel Dacharry, y de Desarrollo Territorial y Ambiente, Jorge Lara, y el subsecretario de Defensa Civil y Protección Ciudadana, Martín Giusti recorrieron este viernes la ruta provincial 65, que une Siete Lagos con la ruta 237, con el objetivo de interiorizarse del estado del camino.

“Estamos verificando el estado del camino, teniendo en cuenta que el escurrimiento de agua deja sus secuelas. En estos momentos el material está aireando y se prevé preparar ripio para poder hacer todo lo que es la capa resistente del camino y mejorar la transitabilidad”, indicó Dacharry.

Dacharry explicó que “desde Vialidad provincial vamos a comenzar con el enripiado a través de  vehículos pequeños desde la ruta de los Siete Lagos».

Agregó que actualmente la ruta tiene una transitabilidad media y ha mejorado en los últimos días con el mejoramiento de las condiciones meteorológicas. «El objetivo es dejarla habilitada para todo tipo de vehículo”, indicó.

Cabe recordar que esa vía, que pasa por Villa Traful, es una de las formas para llegar a Villa La Angostura, a partir del derrumbe de un sector de la ladera de Brazo Huemul sobre ruta 40, que cortó la conexión de Villa La Angostura -por esa ruta-, con Bariloche y la ruta 237.

Dacharry explicó que “desde Vialidad provincial vamos a comenzar con el enripiado a través de  vehículos pequeños desde la ruta de los Siete Lagos, para evitar la rotura del camino existente y mejorar la transitabilidad en forma paulatina entre lo que es Siete Lagos y empalme con la ruta nacional 237”.

Los secretarios General de Gobierno y Servicios Públicos, Leonel Dacharry, y de Desarrollo Territorial y Ambiente, Jorge Lara, y el subsecretario de Defensa Civil y Protección Ciudadana, Martín Giusti recorrieron este viernes la ruta provincial 65.

Agregó que “se trata de una zona que, de acuerdo a la topografía, tiene pendientes importantes, y los escurrimientos de agua por las lluvias y el deshielo lo complejizan, pero tenemos que hacer el mejoramiento a través del aporte de materiales, que es lo que está faltando en estos momentos, sumado a que dependemos también de las condiciones del tiempo”.

Dacharry sostuvo que “desde Vialidad provincial se trabaja en la ruta 65, en todo el tramo entre empalme ruta 237 con ruta de los Siete Lagos; se viene mejorando la traza, teniendo en cuenta que al momento del temporal esta vía quedó intransitable y mejora día a día. En la medida que se vaya secando la capa de la rasante que tiene el camino, se va poder mejorar ostensiblemente con el enripiado correspondiente”.

Actualmente la ruta tiene una transitabilidad media y ha mejorado en los últimos días por las condiciones meteorológicas.