Lo decidió la subsecretaría de Trabajo ante la amenaza de un paro de 24 horas por parte de la Unión Tranviaria Automotor, delegación Neuquén.

La secretaria de Trabajo dictó la conciliación obligatoria en el conflicto que mantienen los choferes de colectivo enrolados en la Unión Tranviaria Automotor (UTA) con las empresas del sector, suspendiendo de esa forma el paro anunciado por 24 horas para mañana en los transportes de media y larga distancia de la provincia.

El subsecretario de Trabajo, Ernesto Seguel, explicó en declaraciones periodísticas que “ante el conflicto provincial, se dictó la conciliación obligatoria porque estamos hablando de un servicio público. Así que mañana no habrá paro de colectivos.”

Según la norma legal dictada, la conciliación regirá por 15 días. Además, estipula una reunión para el 2 de junio en las oficinas que Trabajo posee en la capital provincial. A ese encuentro fueron convocados la UTA, representantes del gobierno provincial, representantes de la cámara de asociación de transportistas del Neuquén y empresas de transportes públicos en general.

En el caso neuquino, los choferes de micros reclaman, entre otras cosas, el pago de un plus por zona desfavorable.