Se trata de la principal plaga que afecta a los pinos. Una de las acciones que se está realizando es el raleo sanitario, que se complementará con la utilización de especies que actúan como controladores biológicos.

Como parte del plan integral de manejo de la principal plaga que afecta a los pinos (Sirex noctilio), una de las acciones que se está realizando es el raleo sanitario, que ya está en marcha y se complementará con la utilización de especies que actúan como controladores biológicos, para lo cual se construye un jaulón para la cría de enemigos naturales que colaboran en el control de la plaga.

Según se explicó, la madera sacada de las plantaciones será utilizada para el Operativo Leña de este invierno.

En este plan integral se trabaja en forma conjunta con la dirección de Recursos Forestales, la Corporación Forestal Neuquina (Corfone), municipios locales, la secretaría de Desarrollo Territorial y Ambiente y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) Bariloche.

Tras el trabajo realizado en 2017 en conjunto con los municipios de Huinganco, Las Ovejas y Andacollo y las comisiones de fomento de Manzano Amargo y Varvarco-Invernada Vieja (con financiamiento de la subsecretaría de Producción), en esta temporada se desarrollan tareas con los municipios de Huinganco y Andacollo y se construirán jaulones para la cría de enemigos naturales en ambas jurisdicciones, ya que colaboran en el control de la plaga, cuya liberación se realizará a partir del mes de octubre.

Además, se adelantó que durante la próxima primavera y el verano se realizará un relevamiento aéreo de todas las plantaciones de la región Norte para cuantificar el nivel de afectación y definir las zonas estratégicas de intervención, ya sea con inoculación de nematodes o apeos. Esta tarea se repetirá todos los años para ver los avances en las tareas de manejo.

Plan de abordaje integral

En función del nivel de afectación de los rodales de la región, se propuso un plan de trabajo a mediano plazo que consta de un raleo sanitario mediante el cual se eliminarán ejemplares afectados. Además, el material extraído será cortado en trozos de 50 centímetros y entregado en el Operativo Leña 2018.

También se procederá a realizar el control biológico, mediante la intensificación de la aplicación de dosis del nematodo Deladenus siricidicola, que se elevarán a 400 sólo en la zona Norte. Serán provistas por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y aplicadas por técnicos de la zona norte. El proceso se complementara con la cría y suelta de la avispa (Megarhyssa nortoni) cuyas larvas son enemigas naturales de las larvas de Sirex.

Para ello, se recolectarán trozas de árboles afectados de Sirex en rodales donde la presencia de la avispa se haya verificado. Estas trozas se colocarán en jaulones que se construirán en la Agencia de Producción de la localidad de Andacollo y en el Vivero de Huinganco; y profesionales de la Estación Experimental Agropecuaria (EEA) Bariloche del INTA capacitarán al personal para la recolección y posterior suelta de las avispas.

El relevamiento de nivel de infestación específico se realizará en toda la región Norte, abarcando unas 13.000 hectáreas y la totalidad de los rodales. Este trabajo se realizará utilizando un helicóptero para sobrevolar la zona y poder determinar el porcentaje de daño en cada sector. Se identificarán así las zonas “calientes”, donde se realizarán ajustes en terreno con cuadrillas conformadas por personal provincial.