Por segundo año consecutivo se desarrollará en escuelas primarias de la provincia, el ciclo de exposición de danzas típicas argentinas.

Luego de los excelentes resultados obtenidos durante 2016, el programa de la subsecretaría de Cultura ‘Danzas en las Escuelas’ vuelve a visitar las instituciones educativas llevando a niños y jóvenes exhibiciones de bailes típicos folclóricos argentinos y bailarines personificados con vestuarios de la primera época, que realizan una descripción didáctica de los diferentes elementos utilizados, tales como vestuario, bota de potro, facón, rastra, panza de burro, entre otros.

El programa organiza las visitas a escuelas en puntos estratégicos de la ciudad de Neuquén y localidades del interior de la provincia. Durante el año pasado más de 2.500 niños formaron parte del programa.

En esta edición el ciclo comenzará el miércoles, a las 11 y 13.30, en la Escuela Nº 311, ubicada en Necochea 2030 del barrio Hibepa de Neuquén capital. Al día siguiente, en el mismo horario, se repetirá la actividad en la Escuela Nº 182 del barrio Río Grande, ubicada en José Domene 250.

La referente del área de Danzas de la subsecretaría de Cultura, María Alejandra Prado detalló que “el objetivo del programa es acerar a cada escuela u organización de la sociedad civil, los diferentes tipos de danzas, su historia y características generales, a partir de la presentación de agrupaciones, ballet o escuelas de danzas; incluyendo a los grupos de danza integradora, que trabajan con personas con diferentes tipos de discapacidades”.

El 21 junio el programa se presentará en la Escuela Nº 356 del barrio Valentina Norte Rural, ubicada en Gervasoni y 1 de Enero. Por último, el 29 de junio visitará la Escuela Nº 56, sita en Libertad 325. En ambos establecimientos la actividad se desarrollará para ambos turnos, también en los horarios de 11 y 13.30.

Desde la subsecretaría de Cultura se precisó que los circuitos de la danza tienen por objeto fundamental la circulación y difusión a nivel local, regional y provincial de las actividades. Se otorga así a los artistas la posibilidad de mostrar sus saberes y experiencias, y a los espectadores, la posibilidad de conocer más sobre cada danza.