La obra cuenta con un presupuesto cercano a los 29 millones de pesos. El plazo de ejecución será de 420 días corridos.

El barrio Colonia Nueva Esperanza de la ciudad de Neuquén tendrá una escuela primaria que comenzará a ejecutarse próximamente tras la firma del contrato que se concretó días atrás con la empresa adjudicataria.

La obra se concretará a través del programa de Apoyo a la Política de Mejoramiento de la Equidad Educativa (Promedu II), financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y con la Unidad Provincial de Enlace y Ejecución de Proyectos con Financiamiento Externo (Upefe) como nexo con la provincia.

El plazo de construcción será de 420 días corridos y el monto de contrato refleja 28.759.188,27 pesos. El proyecto ejecutivo fue realizado a través del ministerio de Educación de la provincia.

Actualmente en la zona no hay ningún establecimiento educativo cercano y las distancias mínimas que deben transitar los niños y niñas para escolarizarse son de cinco kilómetros.

La nueva escuela constará de siete aulas comunes que derivarán en la generación de 14 grados -siete por turno-; una sala multipropósito, un área de gobierno y un salón de usos múltiples (SUM). La construcción será de tipo tradicional con materiales de primera calidad.

Todas las aulas tendrán asoleamiento directo y los sanitarios contarán con iluminación y ventilación natural. El patio de formación se ubicará estratégicamente para el resguardo de los vientos predominantes desde las zonas Norte y Sur.

La firma del contrato

El acto de firma del contrato para la ejecución de los trabajos se realizó el martes 11, con la presencia de la ministra de Educación, Cristina Storioni; el presidente de la Upefe, Claudio Garretón; el coordinador ejecutivo de la dirección nacional de Planificación y Ejecución de Proyectos del ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Francisco Puertas; el presidente de Tecnobras, Roberto Enriquez; y el presidente de la comisión vecinal del barrio, Ever Urrutia.

En la ocasión, Storioni aseguró que la obra “responde a un viejo anhelo en la búsqueda de más derechos para los ciudadanos de ese lugar. Este trabajo trasciende a la escuela y a la obra; es mucho más. Se va a traducir en ladrillos, techos, platea, pero esto trasciende y llega al corazón de los vecinos. Los que hemos estado ahí sabemos de lo sentido que es y la oportunidad que significa para la comunidad”.

Por su parte, Garretón explicó que la iniciativa “es muy ajustada a los objetivos que marca el programa que apoya el BID, que es un financiamiento para el mejoramiento de la equidad educativa”. Dijo que “es una obra muy esperada por la comisión vecinal”, y explicó que “la Upefe hará el seguimiento técnico de la obra para que llegue a buen puerto”.

El coordinador nacional destacó la importancia de que “cada uno de los que formamos parte de esta cadena productiva podamos cumplir con nuestro rol y los chicos, nuestros hijos, puedan vivir en un mundo mejor. Lo importante acá es que entre todos juntos lo estamos haciendo”.

Ever Urrutia recalcó que “en el barrio tenemos 500 chicos que no tienen plaza ni escuela, lo único que tienen es el basural. Para nosotros proyecta sacar a los chicos de la basura y darles una calidad de vida mejor”.

Finalmente, el presidente de Tecnobras indicó que “es una satisfacción poder trabajar en un lugar así” y aseguró que “esta es una obra que va a tener una trascendencia social importantísima”.