La seguridad y salud laboral tienen por objeto la aplicación de medidas de prevención y el desarrollo de las actividades necesarias para la prevención de riesgos derivados del trabajo

El ministerio de Salud y Desarrollo Social recordó que el 21 de abril es el Día Nacional de la Higiene y Seguridad en el Trabajo. Desde la dirección de Recursos Humanos y Seguridad e Higiene de la subsecretaría de Desarrollo Social, Daniel Zilli explicó algunos conceptos al respecto.

La seguridad y salud laboral -denominada anteriormente como “seguridad e higiene en el trabajo”- tiene por objeto la aplicación de medidas de prevención y el desarrollo de las actividades necesarias para la prevención de riesgos derivados del trabajo. De esta materia se ocupa el Convenio 155 de la Organización Internacional del Trabajo sobre Seguridad.

Al respecto, Zilli comentó que “la salud y la seguridad laboral buscan el bienestar social, mental y físico de los trabajadores, desde una visión integral que mira toda la persona” y agregó que “se construye en un medio ambiente de trabajo adecuado, con condiciones de trabajo justas, donde los trabajadores y trabajadoras puedan desarrollar una actividad con dignidad y donde sea posible su participación para la mejora de las condiciones de salud y seguridad”.

Entre las claves para la actividad preventiva, Zilli mencionó “la concientización de los trabajadores, la reivindicación de los derechos y la participación de ellos en todas las actividades relacionadas con la mejora continua de las condiciones de trabajo”.

¿Qué es la seguridad y salud en el trabajo?

La seguridad y salud laboral constituye una disciplina muy amplia que abarca múltiples temáticas especializadas. En sentido general deben atender a la prevención de los accidentes de trabajo; el fomento y el mantenimiento del grado más elevado posible de bienestar físico, mental y social de los trabajadores, sea cual fuere su ocupación; la protección de los trabajadores en su lugar de trabajo frente a los factores negativos para la salud; el mantenimiento de un entorno laboral adaptado a sus necesidades físicas o mentales; y la adaptación de la actividad laboral a los trabajadores.

Las actividades en esta materia se deben orientar a evitar los accidentes y las enfermedades laborales, reconociendo al mismo tiempo la relación que existe entre la salud y la seguridad de los trabajadores, el lugar de trabajo y el entorno fuera del mismo.

Los daños pueden provenir de la tecnología utilizada, de las sustancias o productos que se manejan, de los procedimientos que se siguen para realizar la tarea de los lugares en los que se trabaja, y de la propia organización laboral.

Para concluir, el referente indicó que “prevenir es anticiparse, es decir, es actuar antes de que ocurran sucesos indeseados y en el ámbito que nos ocupa, sería intervenir en el proceso de trabajo mejorándolo para evitar que las personas que trabajan se vean afectadas en su salud como consecuencia del desarrollo de sus tareas”.

Día Nacional de la Higiene y Seguridad en el Trabajo

El 21 de abril de 1972 se sancionó en el país la Ley N°19.587 de Higiene y Seguridad en el Trabajo (reglamentada por decreto Nº351/79), piedra fundamental de la actual normativa en materia de prevención de accidentes laborales en el país.

La ley y sus decretos reglamentarios 351/79 y 1338/96 determinan las condiciones de seguridad que debe cumplir cualquier actividad industrial a nivel nacional. A su vez, establecen la obligación de contar con un servicio de Higiene, Seguridad y Medicina Laboral, a través de profesionales competentes en Seguridad y Medicina del Trabajo.

Este día se celebra con el fin de reforzar en la opinión pública la problemática de los riesgos y la seguridad de las personas en el ámbito laboral, promoviendo una cultura de la prevención mediante la educación, la sensibilización y la anticipación.