Se inauguró la semana pasada en el Norte neuquino. Cuenta con baños, sala de estar y comedor para los turistas. Los investigadores que trabajen en el parque tienen a disposición un espacio destinado a sus tareas.

La semana pasada se puso en funcionamiento el centro de servicios del Parque Arqueológico Colomichicó, un atractivo rupestre de 800 bloques con diferentes motivos, considerado el más importante de la Patagonia y el país.

En la oportunidad estuvieron presentes la ministra de Turismo, Marisa Focarazzo; el intendente de Las Ovejas y presidente del Ente Minas, Vicente Godoy; el director provincial del Patrimonio Cultural, Carlos Cides; la investigadora Teresa Vega y la pobladora Marcelina Aguilera.

Durante el acto, Rodrigo Cero realizó una muestra fotográfica de distintas especies de aves del Norte neuquino. Rodrigo es hijo de César Cero, quien acompañó en vida la investigación de Teresa Vega, junto a la familia Aguilera, que donó el terreno para levantar la obra del centro.

El lugar cuenta con baños, sala de estar y comedor para los turistas. En tanto para los investigadores que trabajen en el parque hay un espacio destinado para sus tareas.

Marcelina Aguilera, en representación de toda su familia, destacó la labor de los distintos actores que trabajaron y de los integrantes de las áreas de Cultura y Turismo de la provincia. Manifestó que “esta inauguración hoy es una realidad gracias al trabajo de todos. Es un sueño tener un centro de servicios para turistas e investigadores del Parque Arqueológico Colomichico”.

Además, dijo estar “muy orgullosa” de poder “colaborar para concretar ese sueño”, materializado en la obra y en la capacitación de su hija Delia, quien será la guía habilitada para realizar la visita.