La conclusión derivó de chequeos hechos en las plantas del PIN, Bardas Norte y Tronador.

La subsecretaría de Ambiente realizó muestreos de control de calidad en las plantas de tratamiento de efluentes cloacales (PTEC) del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) en la ciudad de Neuquén (Planta PIN, Bardas Norte y Tronador). Dichos controles determinaron que las mismas funcionan correctamente y que los líquidos vertidos arrojan valores muy por debajo de las máximas permitidas en relación a parámetros como escherichia coli, coliformes totales y DBO.

Al respecto, el presidente del EPAS, Mauro Millán, aseguró que este análisis “cierra otro año más de buenos resultados” en lo que se refiere a las plantas de tratamiento de líquidos cloacales y que esto “es la traducción palpable de la inversión de la provincia y el EPAS en obras de infraestructura y capital humano para mejorar el servicio”.

Agregó que “esto corrobora lo que hemos afirmado siempre sobre el buen funcionamiento, la calidad y la responsabilidad de nuestro trabajo, así como en octubre lo comprobara Prefectura Naval Argentina y en noviembre también hiciera lo mismo Recursos Hídricos a través de un prestigioso laboratorio privado, CIATI”.

“Destacamos cuando un organismo externo al EPAS llega a los excelentes resultados que nosotros obtenemos en nuestros muestreos constantes”, concluyó Millán.

Desde el Ente se aclaró también que los resultados de estos últimos análisis serán remitidos al Comité de Alerta Hídrico Ambiental a fin de dar cuenta del buen funcionamiento sostenido de las Plantas de Tratamiento.