El gobernador Gutiérrez participó del festejo, en el que se puso la piedra fundamental para construir nuevas instalaciones.

El gobernador Omar Gutiérrez presidió esta tarde los festejos del cincuentenario y acompañó la colocación de la piedra fundamental de las futuras instalaciones del hogar de ancianos Hermanitas de los Pobres, ubicado en Chocón y Tronador de Neuquén capital.

«Hoy es un día histórico. No hay otro destino que el triunfo en la construcción de esta obra que es el reflejo de la solidaridad , del amor, pero sobre todo del coraje, son todos atributos que deben verse reflejados en el accionar diario de la sociedad», expresó el mandatario al hablar en la visita al lugar.

«No hay otro destino que el triunfo en la construcción de esta obra que es el reflejo de la solidaridad , del amor, pero sobre todo del coraje», expresó Gutiérrez.

Gutiérrez también manifestó que “no contamos con los recursos económicos para hacer esta obra, no es que comenzamos a hacer esto porque contamos con un plazo fijo en un banco o los recursos, no, hay que ir a buscarlos, hay que gestionarlos, por eso nos tenemos que autoconvocar, pero seguro que a partir de ese coraje, de la solidaridad, de la confianza y en la fe de Dios, no tengan dudas hermanas que vamos a levantar ladrillo a ladrillo esta obra que es de bienestar para que haya igualdad y para que haya estricta justicia con ustedes”.

La hermana provincial Fabiola, encargada de los hogares de Perú, Chile y Argentina, recordó los primeros años de la institución, contando que “en 1965 Monseñor Jaime de Nevares había conocido a las Hermanitas de los Pobres en Buenos Aires y en Roma , pensó en la posibilidad de que las hermanitas pudieran hacerse caso de la casa que el gobernador Felipe Sapag estaba haciendo para acoger a numerosos ancianos pobres y desprotegidos de Neuquén y sus alrededores”.

El 13 de febrero de 1967 llegaron las tres primeras hermanitas y en el mes de abril del mismo año acogieron a la primera anciana, Fermina Namuncurá, hermana de Ceferino. Luego recibieron a más ancianos para ocupar las tres primeras habitaciones, y el 21 de septiembre de ese año se entrega oficialmente el lugar a la congregación, inaugurándose las instalaciones actuales en junio de 1968.

En febrero de 1977 comenzó la construcción de la capilla de utilidad para el geriátrico y el barrio.

Como broche de oro de los festejos por los cincuenta años del geriátrico administrado por las religiosas, se colocó la piedra basal estratégicamente debajo del lugar donde se construirá el futuro altar de la capilla de la institución, cuya bendición previa estuvo a cargo del obispo Virgilio Bressanelli.

La arquitecta María Alejandra Herrero, gestionadora de la futura obra, explicó que ya se subdividió el terreno lindante a las instalaciones existentes en dos lotes, quedando una superficie de13.750 metros para desarrollar el nuevo proyecto cumpliendo con estándares exigidos para este tipo de construcciones.

El gobernador Omar Gutiérrez saludó a cada uno de los presentes al acto.

La obra nueva se emplazará con el acceso principal del edificio sobre calle Chocón, con la capilla y sector enfermería con cierre transparente y acceso a las distintas dependencias del establecimiento.

La biblioteca, la matera, el salón de acto, talleres, y otro lado las actividades de las mujeres y los dormitorios de los hombres. Todos estas dependencias se desarrollarán sobre un eje vinculante que generan espacio de permanencia y encuentro.

El hogar tendrá todas las medidas antropomórficas y funcionales que permitan y faciliten el desplazamiento de ancianos valentes o discapacitados que requieran sillas de ruedas o equipamiento de apoyo para movilizarse.

En la visita al hogar estuvieron presentes también el presidente del Concejo Deliberante de la ciudad de Neuquén capital, David Schlereth; el cónsul de Chile en Neuquén, Juan Pablo Hiriart Olmedo y concejales, entre otros.

Al finalizar se colocó la piedra basal debajo del lugar donde se construirá el futuro altar de la capilla de la institución.