La iniciativa tiende a recuperar las capacidades productivas de la población rural afectada por la ceniza del complejo volcánico Puyehue – Cordón Caulle.

Como parte de las acciones del Programa de Recuperación Productiva Post-Emergencia (Proderpa II), técnicos de distintos puntos de la provincia se capacitaron la semana pasada en la formulación de proyectos de desarrollo productivo factibles de ser ejecutados a través de este instrumento.

Proderpa II está destinado a la población rural afectada por la caída de cenizas del cordón Puyehue – Cordón Caulle por lo que contempla la ejecución de iniciativas de desarrollo productivo y de obras de infraestructura que permitan recuperar sus capacidades productivas. Hasta el momento ya se realizaron instancias de difusión en las organizaciones de productores y se evaluaron proyectos por más de 11 millones de pesos, en tanto que esta semana se analizarán nuevas propuestas.

Como continuidad de estas actividades, en Picún Leufú se realizaron dos jornadas de capacitación a cargo de referentes de la Unidad de Cambio Rural (UCAR) del ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación con la asistencia de 35 personas.

De la actividad formaron parte técnicos de distintos organismos públicos locales, provinciales y nacionales, Comités Locales de Desarrollo Rural, como así también quienes desarrollan su actividad en forma particular y se encuentran trabajando en proyectos que podrían ser canalizados a través del Proderpa II.

El objetivo fue generar un espacio formativo y de discusión para enfatizar los aspectos fundamentales que requiere la formulación de sub-proyectos de desarrollo rural en el territorio, el paso previo a los proyectos ejecutivos, destacando el rol de los técnicos en esta etapa de trabajo.

A través de instancias teóricas y del trabajo en grupos, se plantearon distintos ejes temáticos como: fundamentación, formulación, propuesta técnica, análisis económico y aspectos generales de la gestión de sub-proyectos.

Acciones en marcha

Las acciones del Proderpa II se difunden a los productores a través de los Comités Locales de Desarrollo Rural y de las Mesas de Desarrollo Rural, ámbitos en los que se identifican los distintos proyectos para ser formulados.

Hasta el momento ya se evaluaron cinco proyectos de infraestructura y desarrollo productivo que contemplan inversiones por más de 11 millones de pesos. Tres de ellos corresponden a propuestas de inversión pública para la creación y mejoramiento de obras de riego en distintos puntos de la provincia, en tanto que los dos restantes contemplan el mejoramiento de los sistemas de producción y la optimización de la provisión de agua para organizaciones de pequeños productores.

El próximo 11 de julio se reunirá el Comité Evaluador-integrado por representantes de distintas instituciones públicas y organizaciones de productores. En este nuevo encuentro se analizarán nuevos emprendimientos.

El Proyecto cuenta con el financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y se implementa en departamentos de las provincias de Neuquén, Río Negro y Chubut afectados por las cenizas y declarados en estado de emergencia o desastre agropecuario.

En Neuquén, el ministerio de Desarrollo Territorial, a través de la subsecretaría de Producción, es el responsable de su ejecución, y actúa de nexo con la Unidad de Cambio Rural (UCAR) del ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.