Luego de una semana de intensa búsqueda, encontraron ayer al mediodía el cuerpo sin vida de Ariel Carmona, que había caído al Río Chimehuín con su camioneta desde la ruta 40.

Ayer domingo al mediodía, un voluntario que participaba de los rastrillajes junto con la policía provincial encontró el cuerpo sin vida de Ariel Carmona en un remanso del río Chimehuín, a unos 25 kilómetros de donde ocurrió el accidente el 20 de junio pasado.

Según indicó el subsecretario de Seguridad Pública de la provincia, Gustavo Pereyra, el cuerpo fue hallado con toda la vestimenta que llevaba hace una semana.

El cuerpo se encuentra ya en la morgue del hospital de Junín de los Andes para las pericias de rigor y luego la Justicia dispondrá los pasos a seguir.

De los rastrillajes diarios participaron más de 150 personas. El gobernador Jorge Sapag ordenó poner a disposición todos los recursos posibles para el hallazgo. Personal de la Policía provincial tomó intervención el mismo 20 de junio, día en que ocurrió el accidente, y la búsqueda involucró a bomberos de Neuquén con buzos especializados, bomberos de Junín de los Andes y San Martín de los Andes, Prefectura Naval Argentina, Guardafaunas, el helicóptero provincial y el Ejército Nacional con asiento en la zona.

Se rastrillaron aproximadamente 60 kilómetros sobre el río Chimehuín, su ribera y el territorio aledaño a la zona de la desaparición, con un trabajo intensivo que se realizaba de 9 a 19 todos los días, con las complicaciones propias de las bajas temperaturas reinantes.