Con el objeto de aumentar la superficie forrajera en los valles irrigados, se aporta asistencia técnica, financiamiento, y acompañamiento en la gestión y promoción de la producción.

La provincia del Neuquén, por intermedio del Ministerio de Producción e Industria trabaja para que los sistemas ganaderos estén preparados y con insumos que permitan una atención inicial urgente ante las temporadas climáticas rigurosas.

En este sentido, se apunta por un lado a aumentar la superficie forrajera en los valles irrigados aportando asistencia técnica, financiamiento, y acompañamiento en la gestión y promoción de la producción como así también facilitando herramientas tecnológicas y contribuyendo a su adopción en la mejora de los sistemas ganaderos.

Por otra parte, se sumó infraestructura como cobertizos, apotreramientos, aguadas, prácticas como la venta de animales refugos y de otros animales que, por diferentes razones, son improductivos; la incorporación de buenas prácticas como la suplementación estratégica, selección de madres, estacionamiento de servicios y perros protectores, entre otros. Esto genera que la provisión de forraje en tiempo y forma sea utilizada de forma eficiente.

Con el objeto de aumentar la superficie forrajera en los valles irrigados, se aporta asistencia técnica, financiamiento, y acompañamiento en la gestión y promoción de la producción.

Como otro de los ejes de trabajo, el Estado provincial acompaña desde el inicio de año con la distribución de forraje tanto a municipios, como a organizaciones de pequeños productores para fortalecer los fondos rotatorios existentes. Se distribuyeron 21.657 fardos de producción local a más de 22 municipios y 16 organizaciones, con el objetivo de que las autoridades puedan disponer de un stock mínimo que permita atender necesidades urgentes de pequeños productores.

El intendente de Taquimilán, Santiago Arias, manifestó que “para nosotros y para la comunidad rural distribuida entre Tres Chorros, Trailathue y Naunauco, es importante llegar a cada productor con fardos y es fundamental hacerlo con buen tiempo”. Sostuvo que “recibimos fardos que beneficiarán a 70 crianceros; es muy importante para los productores, son años muy secos, llegamos no solo con forraje sino con agua para los animales y para consumo humano”.

Marta Sambueza, por su parte, de la Asociación Civil María Auxiliadora de Chapúa, expresó que “el fondo rotatorio es una muy buena ayuda, todos los socios y no socios pudieron tener a tiempo muy buen pasto”. Además, destacó “la compra de maíz y afortunadamente contamos con un galpón donde podemos guardarlo”.

Ana Rosa Aravena, de la Asociación de Fomento Rural Leuto Caballo, y encargada del Fondo Rotatorio subrayó que “recibimos bolsas de pellets el año pasado que vendimos y con ese fondo pudimos comprar 80 bolsas de maíz que ya fueron vendidas y estamos nuevamente por comprar más maíz y forraje. Ahora recibimos los 500 fardos de pasto que para la AFR es una gran ayuda, porque con ese fondo la podemos mantener en pie y comprar en épocas de verano el forraje más barato y anticiparnos al invierno”.

La producción de forrajes en la provincia es una actividad que se enmarca en la cadena de valor ganadera neuquina. A través de distintas acciones desde el Ministerio de Producción e Industria se ha logrado dinamizar esta actividad, con asistencia técnica y financiamiento para impulsar nuevas superficies sembradas y mejorar la productividad. En función de ello, y en esta última temporada de otoño se lograron sembrar 112 hectáreas nuevas de alfalfa para producción de fardos y rollos, y también se inyectaron 37.400.000 pesos a la producción de forrajes.

Es importante destacar que más allá de las diferentes herramientas de financiamiento otorgadas se fortaleció la producción local por un lado, aumentando la superficie sembrada y por otro lado se realizó la compra de forrajes a los productores del valle por 15.600.000 pesos, representando importantes ingresos a la economía regional. Dichos productos se destinaron a proveer a productores ganaderos de cordillera y precordillera.