El plan de ampliación, remodelación y construcción de nuevos edificios incluye seis Centros de Desarrollo Infantil (CDI) en distintos puntos de la provincia, con una inversión de $282.742.366.

El ministerio de Desarrollo y Trabajo avanza en un ambicioso plan de remodelación y ampliación de los espacios de primera infancia, articulando esfuerzos con la secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia, mediante el Plan Nacional de Primera Infancia.

Dentro de las mejoras edilicias con financiamiento del gobierno nacional, ya se han aprobado cinco proyectos de remodelación y la construcción del nuevo edificio para el Centro de Desarrollo Infantil Pilmayquén, ubicado en Aluminé. Este se encuentra en etapa de construcción, gracias al trabajo mancomunado con el municipio y tendrá una inversión de 70 millones de pesos.

En cuanto a los proyectos de ampliación y remodelación, se encuentran aprobados con una inversión de $ 212.703.613. Los cinco espacios que se reacondicionarán serán Frutillitas-Belén, Hipódromo y Los Grillitos, de la capital neuquina; Mi pequeña Familia en  Picún Leufú y Nidito de Ternura, ubicado en Zapala.

La ministra Adriana Figueroa, resaltó que las infancias ocupan un rol primordial en las políticas sociales, por lo que se está trabajando con todos los actores para mejorar los espacios.  “Además de estos seis proyectos, ya se presentó ante Nación el pedido de incorporación de la construcción de CDI en Añelo, Senillosa, Las Lajas, El Chocón y Villa Pehuenia-Moquehue”, agregó.

La provincia cuenta con 22 Centros de Desarrollo Infantil, 13 de ellos ubicados en la capital neuquina y los nueve restantes en el interior de la provincia. Estos espacios tienen como principal objetivo brindar una atención integral, contención y estimulación, para que los niños de 45 días a 4 años puedan crecer sanos en cada uno de sus barrios mientras sus padres trabajan o estudian. Mediante los equipos de trabajo conformados por operadores sociales, equipos de psicólogos sociales, especialistas en estimulación temprana y educadoras, se brinda asistencia nutricional, y se propician espacios para la prevención y promoción de la salud, estimulación temprana y psicomotricidad, entre otros.

La subsecretaria de Familia, Amancay Audisio, explicó que “todas las acciones que llevamos a cabo en los CDI están abocadas a potenciar el desarrollo integral de las infancias, garantizando los derechos de las mismas y restituyendo aquellos que se encuentran vulnerados”. Además, anunció que “se está trabajando a contrarreloj para establecer guardias mínimas en cada espacio, para que las familias que necesiten un acompañamiento más cercano, puedan acercarse”.