El EPEN concursó una serie de obras civiles en el marco de la obra global del segundo alimentador a San Martín de los Andes, que permitirá duplicar el abastecimiento eléctrico en la localidad cordillerana.

Como parte de los festejos por un nuevo aniversario de San Martín de los Andes que se conmemoró ayer con la presencia del gobernador Omar Gutiérrez, el gobierno de la provincia concursó una obra para ampliar el abastecimiento eléctrico en la localidad.

La obra está a cargo del Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN), que durante la jornada de ayer realizó la apertura de sobres del Concurso de Precios 01/16, para la construcción del tramo IV del segundo alimentador a San Martín de los Andes, con un presupuesto oficial de  dos millones de pesos  y un plazo de ejecución de 120 días corridos

En las oficinas de la Gerencia de Obras y con la presencia de autoridades del EPEN, se abrieron los sobres con las propuestas técnicas y económicas de dos empresas. Por un lado la empresa Okume SA que cotizó por la suma de 1.751.063,68 pesos más IVA, y por otro lado la empresa Omega MLP SRL quien presentó una cotización de 1.973.449,63 más IVA.

Las obras civiles concursadas tienen por objetivo la construcción de las bases de hormigón armado para las columnas que sostienen las líneas de media tensión que corresponden al tramo denominado “IV”  del Segundo Alimentador a San Martín de los Andes, obra global que el EPEN está desarrollando con fondos propios, y que tiene un avance estimado de un 80 por ciento y que espera finalizar, al culminar estas últimas obras, hacia el mes de agosto de este año. El objetivo es duplicar la capacidad de transporte, satisfacer la solicitud de demanda a mediano y largo plazo y permite mejorar la calidad del servicio en la zona.

El tramo “IV” por el cual se realizó el concurso se inicia en la intersección de los denominados Callejón de Torres y Callejón de Gingins, hasta el Callejón de Bello.  Este tramo de 2.563 metros de líneas compactas posee algunas dificultades por las características del suelo, producto de interferencias varias con servicio públicos y conducciones pluviales.