Fue por la retención de trabajadores en el edificio mientras el gremio reclamaba. La presidenta del Consejo Provincial de Educación, María Susana Ferro sostuvo que “las personas que trabajan en el CPE fueron violentadas”.

Autoridades del Consejo Provincial de Educación (CPE) presentaron hoy una denuncia ante la fiscalía por la retención de trabajadores mientras el gremio Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) realizaba reclamos en el edificio. Durante la protesta, una trabajadora del CPE sufrió una descompensación, por lo que debió ser asistida y derivada al hospital Bouquet Roldán de la ciudad de Neuquén.

Representantes del gremio se encontraban en el CPE desde temprano, pero alrededor de las 14 y en el marco de los reclamos, un grupo de trabajadores nucleados en ATE ingresó “al CPE violentando e insultando a las personas y compañeros que trabajaban en condiciones normales”, explicó la presidenta del CPE, María Susana Ferro, e informó que este grupo dejó el edificio alrededor de las 16.

Ferro relató que al ingresar “este grupo de trabajadores golpeaban las paredes, insultaron y rompieron elementos de todo tipo, en un marco de violencia bastante desagradable”.

Luego afirmó que hubo intimidaciones a trabajadores de la dirección general de Compras, la coordinación de Recursos Humanos y la dirección de Auxiliares que hacían sus tareas normalmente, privándolos de su derecho a salir y entrar de sus oficinas. “Puntualmente, al director de Recursos Humanos, que se encontraba junto a la directora de Auxiliares, lo encerraron en su oficina y no lo dejaban salir”, indicó.

Algo parecido sucedió en la dirección de Compras y Contrataciones del CPE, donde una trabajadora que realizaba sus tareas sufrió una descompensación, por lo que debió ser asistida por la ambulancia del Sistema Integrado de Emergencias de Neuquén (SIEN) y se derivó al Servicio de Guardia del hospital Bouquet Roldán ante la gravedad del cuadro médico.

Ferro comentó que hace días “este grupo de trabajadores de ATE viene actuando de la misma manera” y destacó que “se respeta el derecho a huelga que los trabajadores tienen, pero son ellos los que no respetan el derecho de la gente que quiere trabajar. De esta manera, ese derecho no está resguardado y no se pueden garantizar los derechos de la totalidad de los trabajadores”.

Finalmente, la presidenta del CPE confirmó que desde el área que conduce se hicieron las denuncias penales correspondientes, dándole intervención a la Fiscalía. “Las actuaciones están todas en manos de la justicia. A mi entender, constituyen delitos penales graves”, precisó.

Desde el CPE se presentó hoy ante el Ministerio Público Fiscal una ampliación de la denuncia efectuada el 9 de noviembre, “informando esta nueva situación, que resulta ser consecuencia de los hechos denunciados en las presentes actuaciones, con motivo de las violentas protestas llevadas a cabo dentro del edificio del Consejo Provincial de Educación, por el gremio ATE”, según consta en el escrito.