Consejos del ministerio de Salud y Desarrollo Social para mantener una alimentación saludable durante las vacaciones de invierno.

El ministerio de Salud y Desarrollo Social difundió recomendaciones para mantener una alimentación saludable durante las vacaciones de invierno. Desde el organismo recordaron que  si bien las vacaciones son sinónimo de descanso y entretenimiento, la alimentación debe mantenerse lo más normal posible, especialmente en los más pequeños.

Samuel García, nutricionista de Junín de los Andes, dijo que “en caso de salir de paseo, la recomendación es ocuparse de llevar colaciones listas desde la casa” y priorizar que los niños jueguen entre comidas “para evitar que se salteen los horarios de desayuno, almuerzo, merienda y cena”.

Algunos consejos

Tratar de no saltar comidas: así se evita la tentación de comer dulces (alfajores, chocolates) o salados (papa fritas, chizitos) que pueden alterar los horarios de comida y la calidad de la misma.

Mantener las comidas principales: ya que en las vacaciones se tiende a perder los horarios de alimentación, lo importante es mantener la estructura de la misma, es decir, mantener las cuatro comidas principales más dos colaciones (frutas/lácteos). Así, al volver a clases el cambio no será tan brusco y los horarios se podrán volver a adecuar rápidamente.

Fortalecer las defensas: mantener el consumo de frutas cítricas como las naranjas, kiwis, pomelos, etc., porque son una buena alternativa para entregarles vitaminas y minerales de forma natural, que los ayudarán a mantenerse fuertes.

Tomar agua: es relevante la ingesta de agua (a temperatura ambiente) a lo largo del día para que se mantengan hidratados, ya que ayuda a eliminar toxinas y a mantener el equilibrio del organismo.

Hacer actividad física: es importante en este período porque se puede aprovechar el tiempo de una forma más entretenida y creativa, lo que es ideal para estimular a los niños a que jueguen y exploren.

Compartir los espacios de recreación con los chicos: se aconseja que la familia se involucre en las actividades de los niños, que compartan y le den especial dedicación para hacer de las vacaciones de invierno un momento inolvidable.