Aguardan los resultados de la comisión evaluadora de Chihuido I

julio 31, 2009

Luego del acto de apertura de ofertas para la construcción de Chihuido I, el gobernador Jorge Sapag consideró que para Neuquén ésta es una excelente oportunidad de inversión y de aportar con energía hidroeléctrica al país, además de asegurar las poblaciones aguas abajo. 

El gobernador Jorge Sapag y el secretario de Energía de la Nación, Daniel Cameron.

Al finalizar el acto de apertura de sobres con las ofertas económicas para construir Chihuido I, el gobernador Jorge Sapag y el secretario de Energía de la Nación atendieron la consulta de periodistas regionales. Durante la rueda de prensa, realizada en el Espacio Duam de esta capital, el mandatario neuquino y el funcionario nacional se refirieron al impacto de la obra y a su significación en el proceso de renovación de la matriz energética del país.

A continuación, se reproduce el texto completo del diálogo de los representantes de los medios de comunicación social con el gobernador y el titular de Energía.

Cameron, ¿no es mucho dinero el que están pidiendo de Nación los oferentes?
Daniel Cameron: Ésta es una presentación de ofertas donde los técnicos que intervienen en la comisión van a tener que leer varios resultados, el monto total de la obra, cuánto es lo que se financia, cuáles son los orígenes de cada financiamiento, a ver cómo impacta cada financiamiento en la obra, y cuando terminemos de analizar todo esto vamos a saber si es cara, si es barata…

Pero a los costos de la energía que están declarados en las ofertas usted ya los vio, ¿qué opina sobre eso?
Daniel Cameron: Es que tampoco son números definitivos, porque esos números pueden estar definidos como para recuperar la plata que ellos financian y a eso hay que agregarle otros valores, con lo cual, con tranquilidad, estamos mirando una obra muy importante para la provincia. A su vez es muy importante para el resto del plan hidráulico argentino porque obviamente va a empezar a abrir caminos, a definir precios. Esperemos que los técnicos actúen, esto va a ser en no mucho más de siete a diez días, con lo cual vamos a estar en la tranquilidad de analizar qué es lo que más les conviene a la provincia y el Estado nacional.

¿Qué posibilidades hay de que se dé respuesta al pedido de las provincias productoras de llevar el precio del barril de crudo a 50 o 52 dólares?
Daniel Cameron: Eso tiene para nosotros muchas implicancias. Sé que los gobernadores lo están hablando con la Presidenta y sé que probablemente tengamos que avocarnos a estos temas. De todas maneras quiero expresarles que los precios están corridos porque la realidad es que ustedes saben que Petróleo Plus está funcionando, Refino Plus está funcionando, eso para quienes cumplen los objetivos están significando entre 4, 5 y hasta 6 dólares adicionales y en consecuencia, si ustedes miran los 42 – 47, se convierten en 47 – 52 que es muy parecido a lo que estamos hablando. Lo que habría que analizar es cómo esto ocurre en cada una de las jurisdicciones, y ver cuál es la mejor alternativa. Obviamente, eso en el caso particular de que ustedes saben que el Estado nacional ha acompañado a las provincias productoras con un aumento en los valores de boca de pozo de gas, en los resultados finales de alguna manera y los esfuerzos los está haciendo Nación, porque está tomando los sobrecostos que hay en energía y parte de un déficit que estaba recuperando a través de un cargo. En este caso, habría que ver qué impacto tienen esos corrimientos de precios y demás.

¿Si se mueve el precio del petróleo, puede traducirse en una variación del precio de los combustibles?
Daniel Cameron: Impactos hay, lo que hay que ver es cuáles son las decisiones que se tomarían en ese caso qué esfuerzo se pediría a cada uno de los sectores, y en qué condiciones cada uno de los sectores estaría en hacer ese esfuerzo. Yo no me quiero anticipar, son todas evaluaciones que es lo que se busca analizar con cada uno de los actores que están hablando estos temas.

¿Con estos proyectos energéticos se resuelve en parte la demanda que tenía el país?
Daniel Cameron: Nosotros venimos de cinco a seis años de crecimiento de casi 9 por ciento y probablemente este año bajemos a un 3, 3.5 por ciento. La realidad es que la infraestructura del país, más allá de estar con una exigencia mayor que esto es absolutamente cierto, ha permitido desde el punto de vista del sector de la energía acompañar el desarrollo y el crecimiento. Está claro que el tema más fuerte que hay en discusión es la reserva de gas que tiene el país, está claro que todas las decisiones que nosotros tomemos y fundamentalmente tienen que ver con las de mediano y largo alcance, están siendo alejadas del uso del gas, llámese terminar Yacyretá, terminar Atucha, llámese empezar obras de tipo hidráulico, es decir, las decisiones que vienen ahora son absolutamente hacia un cambio de matriz de consumo del país.

Ahora cuidado, no está desechado absolutamente el tema gas, porque no sólo la secretaría tiene proyectos de Gas Plus por unos 3.500 millones de dólares de inversión, lo que quiere decir que Argentina sin ser un país hidrocarburífero tiene más gas, obviamente, eso va a ser en un esquema de utilización del gas puertas adentro del país, apuntalando su industria, si lo hubiéramos escuchado al gobernador (Jorge Sapag) en su alocución de hace dos días, él tiene indicios, porque seguramente estos días se va a incorporar Gas Plus en volúmenes importantes, estamos pensando que son arenas compactas, pozos de 40 o 60 mil metros cúbicos y este pozo que podría entrar desde muchísima mayor envergadura que eso y también ustedes tienen en claro que la urgencia de disponer de energía también en algunos casos nos hizo acceder a equipamientos que nos permiten en el tiempo necesario disponer de esa energía que son los dos ciclos combinados que son para consumir gas.

En resumen, el gas está en estos momentos cuestionado, todos tenemos expectativas de que vamos a avanzar bien y si bien no se trata de un país hidrocarburífero, vamos a disponer de gas para razonablemente seguirnos desarrollando en los próximos 10 o 20 años, pero va también necesariamente, los estudios de planificación que estamos haciendo a 20, 25 años, nos están indicando que tenemos que empezar a cambiar nuestra matriz, hay decisiones tomadas en esa dirección, el país va avanzar más sobre lo nuclear, va a avanzar más sobre lo hidráulico y probablemente también el carbón empiece a estar en la matriz argentina y esto lo estamos empezando ahora, después de haber analizado los procesos de planificación que integran demanda con oferta y haber realizado una serie de talleres a nivel horizontal en todo el (Poder) Ejecutivo nacional donde están integrados no solo todas las áreas del ministerio de Economía, sino todas las demás áreas que hacen a la formación del PBI (producto bruto interno) en la Argentina, nos están dando primero, cómo se comportaría en estos próximos años la oferta y la demanda, y ahora estamos empezando definida en una función de costos óptimos y de disponibilidad de equipamientos, cuál sería esa integración que es en donde yo le estoy diciendo que van a haber necesariamente un cambio de matriz.

Ahora vamos a entrar a analizar con los especialistas la validación de todos esos datos en cuanto a si los costos que estamos suponiendo son los costos reales, si los equipamientos que estamos suponiendo se pueden instalar en determinados tiempos, esos tiempos son los reales porque no solo argentina está en una condición de tener que expansionar su estructura energética, sino que esta es una cuestión del mundo en estos momentos.

Gobernador, déjenos su impresión acerca de lo ocurrido hoy acá y de lo que va a ocurrir en instantes, nada más.
Jorge Sapag: Estoy muy contento por estas ofertas con la presencia del secretario de Energía de la Nación, subsecretarios. Creo que se presenta para la provincia de Neuquén una excelente oportunidad de inversión y de aportar con energías permanentes como la hidroelectricidad, además de asegurar aguas abajo, darle más tranquilidad a las poblaciones, así que feliz y esperando que se resuelva rápidamente por los análisis técnicos y económico-financieros quién es el adjudicatario y esperar que estas obras se inicien en este verano, no? Para aprovechar el desvío del río y ganar un año.

Recién el ingeniero Sapag dijo los primeros meses del año que viene, ¿confía en lo mismo?
Jorge Sapag: Esperemos que sea el 1º de enero. Pero todo depende de las ecuaciones repito técnicas, económico-financieras, de los papeles que hay que presentar, ahora hay una serie de trámites inmensos para formalizar la adjudicación y formalizar el inicio de obra, pero somos optimistas y se está trabajando muy bien, el gobierno nacional y el gobierno provincial están trabajando en equipo y muy bien, así que ésa es la mejor garantía para los ciudadanos de encontrar rápidamente una solución a una construcción que es multimillonaria y que va a dar muchas fuentes de trabajo.

Para esto fue necesario que el Estado nacional haga un aporte que se verá de cuánto, pero que va a ser significativo…

Jorge Sapag: Hay que esperar, como dijo el ingeniero (Daniel) Cameron, todos los análisis que se hagan ahora por parte de la comisión de preadjudicación de todas las ofertas que se han hecho.

¿Las ofertas conocidas se acercan a las esperadas?
Jorge Sapag: Cuatro ofertas, de cinco presentantes, es muy importante y quiere decir que hay para analizar por la comisión de preadjudicación en material muy concreto, así que estamos muy conformes.

¿No está determinado de cuánto va a ser el aporte de Nación?
Jorge Sapag: No, porque esto depende de todos los análisis que se hagan ahora, así que vamos a esperar a que finalice ese trabajo la comisión.

¿Se estima que sea superior al 30 por ciento?
Jorge Sapag: No podemos estimar, se pidió un 30 por ciento mínimo que aporten los inversores, pero dejemos que se analice, no me hagan actuar como comisión de preadjudicación.