La actividad se desarrolló junto con el Instituto Nacional del Cáncer y participó personal de distintos puntos de la provincia.

Con el objetivo de capacitar a los agentes sanitarios y licenciados en obstetricia para que puedan indicar y solicitar estas medidas de rastreo y fortalecer la accesibilidad de la comunidad, se realizó ayer una capacitación junto con el Instituto Nacional del Cáncer y los programas nacionales de Cáncer de Cuello Uterino, Cáncer de Mamas y Cáncer Colorrectal. El encuentro se realizó de manera virtual por CiberSalud y se conectaron desde ocho puntos de la provincia.

Participaron desde los nodos ubicados en los hospitales Junín de los Andes, San Martín de los Andes, Zapala, Cutral Co-Plaza Huincul, Chos Malal, Horacio Heller, Castro Rendón y en nivel central -desde el Centro Administrativo Ministerial (CAM)-, con la presencia de la directora general de Atención Primaria de la Salud, Solange Destaillats;  el director de Salud Colectiva, Facundo Cornejo; y el referente de Rastreo de Tumores, Santiago Hasdeu.

Hasdeu manifestó que los tumores “son un problema importante de salud para nuestras comunidades” y destacó que “tenemos algunas herramientas a mano para prevenir o detectar temprano algunos de ellos y estas no dependen exclusivamente de los médicos o del trabajo puertas adentro de hospitales y centros de salud, sino que se puede hacer desde el primer nivel de atención, en los domicilios de nuestras comunidades”.

Sobre la modalidad virtual, Cornejo dijo que la tecnología “nos acerca y es muy reconfortante poder comprobar que podemos estar conectados y trabajar conjuntamente, pese a la distancia, de manera simultánea, desde ocho nodos”.

El objetivo del encuentro fue facilitar el abordaje integral para la prevención de los tipos de cáncer más frecuentes en la Argentina y brindar las herramientas y estrategias para el trabajo en terreno con la comunidad.

El rol del agente sanitario en la prevención del cáncer se vincula con la posibilidad de que en cada domicilio se invite a la comunidad a realizarse los controles de salud para prevenir y detectar el Cáncer de Cuello de Útero, el Cáncer de Mama y el Cáncer Colorrectal.

Para cada una de estas patologías existen diferentes acciones de prevención y estudios de rastreo, en consonancia con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el ministerio de Salud de la Nación, para la población general, sin antecedentes personales o familiares de cáncer de mama, cuello de útero o colon y recto.

Son objetivos comunes de los programas la reducción de la mortalidad y la disminución de la incidencia de los tres tipos de cáncer. Las acciones también se orientan a facilitar el acceso de la población al Sistema de Salud y favorecer la prevención y la detección temprana.

Recomendaciones generales

Se debe tener en cuenta que los niños y niñas de 11 años deben recibir la vacuna contra el virus papiloma humano o VPH; las mujeres de entre 25 y 29 años deben realizarse el papanicolau o PAP; entre los 30 y los 64 años, las mujeres deben hacerse el Test de VPH; a partir de los 50 y hasta los 70 años, las mujeres se realizan mamografías; y hombres y mujeres, entre los 50 y los 74 años, deben solicitar el estudio de sangre oculta en materia fecal.

El Instituto Nacional del Cáncer es responsable del desarrollo e implementación de políticas de salud, como así también de la coordinación de acciones integradas para la prevención y control del cáncer. Desde el organismo se elaboran estrategias y lineamientos programáticos para el control de estas patologías; se implementan acciones de promoción, educación, investigación y comunicación al respecto.