El hecho que se les atribuye ocurrió a mediados de este año en cercanías de Auca Mahuida. Fue advertido por un trabajador a la Policía. La justicia realizó ayer la audiencia de formulación de cargos en la cual los acusó por depredar fauna.

Desde la Dirección Provincial de Áreas Naturales Protegidas y Recursos Faunísticos –dependiente de la Secretaría de Desarrollo Territorial y Ambiente- informaron que la Justicia acusó a dos hombres por cazar guanacos –especie vulnerable protegida- a 20 kilómetros de la ruta provincial 6, en cercanías a Rincón de los Sauces.

El hecho por el cual se los acusó ocurrió a mediados de este año y se encuadra en el delito de depredación de fauna, contemplado en el artículo 25 de la Ley 22421. Además, el lugar en el cual fueron hallados es el área natural protegida Auca Mahuida, establecida según ley provincial 2594, mediante Decreto 1446/1996.

El procedimiento en el cual fueron descubiertos con tres guanacos muertos en su vehículo se concretó gracias al aviso dado oportunamente por un trabajador que, al verlos, llamó a la Policía.

La acusación se dio ayer, durante una audiencia de formulación de cargos en la cual la jueza de garantías avaló el requerimiento de la fiscalía y estableció, además, cuatro meses de plazo para concluir la investigación.

La directora provincial de Áreas Naturales Protegidas y Recursos Faunísticos, Lucía Redondo, recordó que el guanaco es una especie protegida, incluida en el listado CITES. En el Apéndice II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres están comprendidas especies que, si bien en la actualidad no están en peligro de extinción, podrían llegar a esa situación a menos que el comercio esté sujeto a una reglamentación estricta a fin de evitar una utilización incompatible con su supervivencia.

“La especie Guanaco (Lama guanicoe) se encuentra incorporada en el Apéndice II de la Convención CITES desde el 12 de agosto de 1978, lo que implica que su comercio a nivel internacional se encuentra regulado, a los fines de prevenir que la demanda de dichos productos incentive un manejo no sostenible de la especie”, detalló.