El Instituto de Juegos de Azar de Neuquén realizará un aporte no reintegrable para adquirir 50 estufas a leña de bajo consumo que serán instaladas en viviendas de familias en situación de vulnerabilidad del interior de la provincia.

El ministro de Desarrollo Social y Trabajo, Abel Di Luca, el titular del Instituto de Juegos de Azar del Neuquén (IJAN), Alfredo Mónaco; y la subsecretaria de Familia, Amancay Audisio, firmaron un convenio por el cual el IJAN aportará 11.000.000 de pesos para la compra y distribución de 50 estufas a leña bajo consumo destinadas a familias de las zonas norte, centro y sur de la provincia en situación de vulnerabilidad.

La iniciativa es el resultado de una mesa de trabajo integrada por la secretaría General y Servicios Públicos y la subsecretaría de Familia -dependiente del ministerio de Desarrollo Social y Trabajo- con el objetivo de asistir y acompañar a familias rurales con la entrega de estas estufas, aprovechando su triple funcionalidad para calefaccionar el ambiente, proveer de agua caliente y oficiar como cocina a leña.

Di Luca resaltó la necesidad de “seguir trabajando de manera conjunta para llegar a las familias que necesitan este tipo de estufas debido a sus condiciones territoriales, ambientales y culturales”.

Por su parte, Audisio dijo que “ya identificamos a qué familias vamos a entregar las estufas, ya que priorizamos aquellas que estén conformadas por infancias y adolescencias en resguardo y garantía de la protección de sus derechos”, y agradeció al equipo de coordinación de Relaciones Institucionales, a cargo de Alma Sapag, “por el trabajo mancomunado”.

La resolución Nº 188/22 estipula que la metodología de entrega consistirá en la instalación de diez estufas cada 15 días en distintas localidades y parajes del territorio neuquino. El tiempo estimado para la entrega total de las estufas es de 90 días.