La feria será este sábado en el patio del Hospital Ramón Carrillo de esa localidad, de 10 a 14. Habrá una globa en la que se expondrán las experiencias de los huerteros y se venderán plantines orgánicos, entre otras actividades.

El próximo sábado, 14 de diciembre, se realizará la muestra de fin de año de las experiencias en huertas urbanas y terapéuticas de San Martín de los Andes que desarrollan en conjunto el Programa de Desarrollo Agroalimentario (Proda), del ministerio de Producción e Industria, el ministerio de Salud y el municipio local.

La feria será en el patio del Hospital Ramón Carrillo, de 10 a 14 horas. Habrá una globa en la que se expondrán las experiencias, se venderán plantines orgánicos producidos localmente en las unidades productivas y terapéuticas y se dará una charla taller sobre compostaje domiciliario abierta a la comunidad.

El objetivo es dar a conocer los recorridos y trayectorias de las experiencias que se desarrollan en materia de agricultura urbana terapéutica.

Participarán los huerteros y los equipos de las organizaciones e instituciones locales que, en conjunto con el Proda, llevan adelante los dispositivos socio-productivos saludables del Hospital Ramón Carrillo, el Centro de Día de Salud Mental y Adicciones dependiente de ese hospital, el Centro de Desarrollo Infantil “Pichi Rayén” y  la Escuela N°5.

La feria, a su vez, busca incentivar la producción de agroalimentos a partir de métodos agroecológicos para dar respuesta a la gran demanda de la población por acceder a alimentos sanos y saludables, frescos, producidos localmente, promoviendo y fortaleciendo la salud de la comunidad en todos sus aspectos, en el marco de la Agricultura Urbana, el Desarrollo Agroalimentario Local, la Alimentación Saludable y la Economía Social.

Unidades productivas y terapéuticas

Cultivar la tierra trasciende el mero acto productivo. La orientación terapéutica del trabajo hortícola se está consolidando en el mundo como actividad específica en el amplio abanico de posibilidades que genera la agricultura urbana y, además, se presenta como una demanda cada vez mayor, que incluye a instituciones y organizaciones vinculadas con la salud y el bienestar general de las personas.

Estos dispositivos son unidades que combinan la producción de agroalimentos con la prevención, rehabilitación y promoción de la salud integral, atendiendo aspectos productivos, físicos, psicológicos y sociales, procurando así una mayor calidad de vida.