Fue este mediodía en el CAM. Se presentaron tres oferentes para su adquisición.

El gobierno de la provincia del Neuquén, a través del ministerio de Salud, informa que se realizó el acto de apertura de sobres para la adquisición de un acelerador de partículas que tendrá como destino el hospital Castro Rendón. Se desarrolló al mediodía de hoy en el tercer piso del Centro Administrativo Ministerial correspondiente al edificio de Salud. A la Licitación Pública Nº209/18  se presentaron tres oferentes.

Al respecto, el director general de Contrataciones de la subsecretaría de Salud, Pablo Carrasco, explicó que “se presentaron tres sobres con ofertas para adquirir el acelerador de partículas: Invap S.E. de San Carlos de Bariloche ofertó 67.062.197,60 pesos; Delec Científica Argentina S.A. de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires lo hizo por 77.776.527,20 pesos; y Photonix S.R.L. también de Buenos Aires presentó una cotización de 45.314.870,00 pesos”.

De ahora en más, las ofertas pasarán a una comisión técnica evaluadora que determinará cuál es la oferta más conveniente y que cumple con los requisitos necesarios para adquirir el nuevo acelerador de partículas.

Estuvieron presentes en la apertura de sobres el director del hospital Castro Rendón, Adrián Lammel, y el coordinador ejecutivo del ministerio de Salud, Román Cava. Del hospital, también asistieron el jefe de servicio de Oncología, Ariel Swengel; del sector de Radioterapia, Roberto Custidiano; y el jefe de Departamento Médico, Miguel Gustavo Pulita.

Sobre el acelerador de partículas

Lo que se va a adquirir es un acelerador de partículas nuevo para el Servicio de Oncología del hospital Castro Rendón.

El nuevo equipamiento reemplazará a la bomba de cobalto que hay en la actualidad en el hospital de mayor complejidad de la provincia, mejorando el tratamiento de pacientes oncológicos. También permitirá duplicar la cantidad de pacientes atendidos. Será útil para el tratamiento contra diversos tipos de cáncer evitando derivaciones.

Una vez que se concrete la compra del nuevo equipamiento su puesta en funcionamiento demandará cerca de seis meses, ya que se debe adecuar un espacio en el hospital para poder instalarlo.