En la provincia hay 120 niños y adolescentes que están bajo cuidado transitorio  de familias dispuestas a brindarles acompañamiento y contención.

El gobierno de la provincia abrió unan nueva convocatoria destinada a Familias Solidarias dispuestas a brindar cuidados transitorios a niños y adolescentes –desde recién nacidos hasta los 18 años- que por diferentes circunstancias se encuentran separados de sus familias de origen.

La convocatoria se realiza a través de la dirección de Familias Solidarias, dependiente del ministerio de Salud y Desarrollo Social. El año pasado se inscribieron 75 postulantes para ofrecer este tipo de cuidados. En toda la provincia hay 120 jóvenes que están bajo este proceso de contención y acompañamiento.

El propósito de la dirección de Familias Solidarias es brindar un contexto familiar de cuidado transitorio a niños y adolescentes que hayan sido separados de sus familias de origen por atravesar diversas circunstancias que vulneran sus derechos.

La trabajadora social, e integrantes del equipo de selección de Familias Solidarias, Daiana Salussoglia Costantino, comentó en referencia a quienes deseen convertirse en posibles candidatos, que “una vez que se postula la familia la llamamos para entrevistarla, les preguntamos cuál es la motivación por la que llegan al programa y les explicamos cómo funciona”. Luego, si la familia decide continuar con el proceso, “comenzamos con entrevistas para hacer una evaluación y a continuación se les hace saber si es viable que se conviertan en Familias Solidarias”, explicó la especialista.

Otra integrante del mismo equipo, la psicóloga Cinthia Kasjan, dijo que “siempre necesitamos que se inscriban postulantes porque nos surgen situaciones de un día para otro”, y agregó que “las familias que se postulan generalmente están dispuestas a acompañar al niño o adolescente dándole contención en el proceso que está pasando para que no se sienta solo. Es un acompañamiento transitorio para que ese niño no esté en Hogares, que no es lo mismo a estar rodeado de una familia, y lo pueda pasar de la mejor manera posible”.

La psicóloga comentó que “los niños están preparados para atravesar esta situación, se los acompaña en forma previa y durante el proceso”, y mencionó que “hay un equipo de acogimiento que está con el niño, con la familia solidaria y con la familia biológica, trabajando en conjunto. Esos niños ya saben cuál es el proceso, saben que van a ir con una familia por un tiempo para que los acompañen y que si después es posible pueden volver con su familia biológica, aunque a veces eso no ocurre”.

Kasjan aclaró que las familias que se inscriben en el Registro Único de Adoptantes no pueden estar como Familias Solidarias ni viceversa. “Para poder adoptar las familias tienen que dirigirse al Registro Único de Adopción, pero si la intención es brindar una ayuda transitoria, pueden ser una Familia Solidaria”, precisó.

El equipo de Acogimiento es el que trabaja en la situación, luego de que el equipo de selección realiza la evaluación de la familia. Allí trabajan psicólogos, trabajadores sociales y en algunos casos operadores de familia.

Kasjan comentó también que “hay un equipo de Familia Extensa, que es el que acompaña a niños incluidos con familiares como abuelos, tíos o primos, quienes también se convierten en Familias Solidarias, en caso de que no se los pueda incluir nuevamente con su padre o su madre”. Finalmente mencionó que existe el equipo de Dispositivo Grupal, que realiza talleres con las familias, donde se intercambian ideas y experiencias.

Para mayor información, los interesados pueden comunicarse vía Facebook: Familias Solidarias Neuquén;  a los teléfonos 0299-4427938/4422609; acercarse personalmente a Intendente Carro N° 37 de la ciudad de Neuquén o bien comunicarse al correo electrónico familiasolidariasneuquen@gmail.com