El gobernador Omar Gutiérrez se reunió hoy con el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano, para acordar los términos generales en que se podrían llevar a cabo ambas transferencias. La provincia proyecta un espacio recreativo, cultural y deportivo en ese espacio ubicado en el centro capitalino.

El gobernador Omar Gutiérrez se reunió esta mañana con el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano para acordar los términos generales del probable traspaso del complejo penitenciario de Senilllosa al Estado nacional, a cambio del predio de la Unidad Penitenciaria Federal Nº 9 de la ciudad de Neuquén.

“Hemos estado trabajando con el ministro la posibilidad de avanzar en la firma de un convenio que permita la trasferencia de la U9, que está situada en el casco céntrico de la ciudad de Neuquén”, explicó el gobernador y agregó que “se transferiría del gobierno nacional a la provincia, y en canje, en compensación, el gobierno de la provincia entregaría el servicio penitenciario de Senillosa”.

Señaló que de parte del funcionario nacional existe voluntad de avanzar en el tema. “Nos hemos puesto de acuerdo en la importancia de esta transferencia, porque implicaría la posibilidad de un desarrollo recreativo, deportivo y cultural, un espacio y un pulmón verde en el centro de la ciudad”, aseguró el mandatario provincial.

Para ello, Gutiérrez adelantó que los cuadros técnicos y legales del ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación y los ministerios de Gobierno y Justicia y de Seguridad, Trabajo y Ambiente de la provincia se pondrán a trabajar en la confección del convenio marco.

“Es muy importante porque nos permitiría concentrar el servicio penitenciario en su mayor cuantía en la localidad de Senillosa, liberando a Neuquén capital para afectarlo al desarrollo de un pulmón verde, recreativo, deportivo y cultural, que es tan importante para todos los ciudadanos”, finalizó.