El tratamiento transfusional puede ser de gran valor para mantener o salvar una vida. Es importante que durante todo el año, las personas que quieran donar sangre se acerquen al Centro Regional de Hemoterapia.

El gobierno de la provincia del Neuquén, a través del ministerio de Salud, informa que ayer se realizó la primera transfusión de sangre en el Hospital Bouquet Roldán. De esta manera, comenzó a funcionar el servicio de Medicina Transfuncional.

El equipamiento utilizado fue adquirido con fondos de Recupero Financiero, entre el que se cuenta el aglutinoscopio y el baño termostático.

Al respecto, la directora del hospital, Sabrina Gallo explicó que “además del nuevo equipamiento usamos una de las centrífugas del laboratorio que ya teníamos y esperamos recibir en breve una nueva para este servicio. De esta manera completaremos el equipamiento necesario para los actos transfusionales”.

El equipo que realizó la transfusión e integrará el servicio de Medicina Transfuncional está compuesto por el técnico de hemoterapia, José Luis Lorenzetto; el bioquímico, Fernando Radivoy; la jefa de servicios médicos, Alejandra Sagarna; y la médica clínica, Keyla Villalón. Durante todo el proceso estuvieron acompañados por el jefe de Laboratorio, Nelson Cantarutti y la dirección del hospital.

Gallo comentó que se trabajó en forma profesional y coordinada desde la recepción del paciente, como en la realización de las pruebas pre transfusionales”, y agregó que “el paciente pertenece a una familia que se atiende desde hace años en este hospital y donde nacieron todos sus nietos. No sólo hoy se compartió un acto médico para sentar precedente, sino también las vivencias compartidas en todos estos años por tan agradable familia”.

El equipo de medicina transfusional participa activamente en las reuniones llevadas a cabo por el Nivel Central en las diferentes localidades de Neuquén. Allí comparte la protocolización de todas las actividades para una mejora continua, “acompañado por el doctor Edgardo Iñiguez, que fue pilar para concretar este proyecto”, dijo la directora del hospital y agregó que este trabajo pudo concretarse y nacer en el día de hoy “gracias a todo el equipo del hospital Bouquet Roldán que apoya y acompaña el crecimiento de todos los servicios”.

El tratamiento transfusional puede ser de gran valor para mantener o salvar una vida. Como método definitivo, su uso puede condicionar efectos adversos, por lo que su indicación debe considerarse muy cuidadosamente en función de la relación riesgo-beneficio.

“En la medicina transfusional, la sangre puede ser considerada un medicamento, ya que para su obtención y procesamiento deben seguirse las normas de buenas prácticas de manufactura”, dijo Gallo y recordó que “la sangre se obtiene a través de donaciones voluntarias realizadas en colectas o en el vecino Centro Regional de Hemoterapia coordinado por Sabrina Pizarro”.

La sangre no se puede fabricar, por eso es muy importante que durante todo el año, de lunes a viernes de 8 a 12 todas las personas que quieran donar sangre y convertirse en un donante voluntario, se acerquen al Centro Regional de Hemoterapia, ubicado en Planas 1915 de la ciudad de Neuquén.