Paralelamente a la infraestructura de mataderos, desde la provincia se está trabajando en capacitación y trabajo intersectorial para incrementar la oferta de productos cárnicos neuquinos.

El gobierno neuquino asignó al desarrollo de infraestructura de faena e industrialización de subproductos pecuarios un monto de 200 millones de pesos. La inversión se realiza en el marco del Proyecto Pecuario, e incluye construcción, remodelación y ampliación de mataderos; compra de equipamiento; y construcción de sistemas de tratamientos de efluentes y freatímetros. Los fondos provienen del Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap), y los ejecuta el ministerio de Producción y Turismo.

Con la inversión se busca “contribuir al aumento de la oferta de la producción pecuaria provincial, mejorando la competitividad de la cadena y preservando el medio ambiente, para lograr un adecuado abastecimiento de carnes, tanto en el mercado interno como externo”.

En una primera fase, se apunta a la intensificación e integración de las producciones caprinas, ovinas, bovinas y cérvidas. Esta acción se concreta con capacitaciones, encuentros y mesas participativas; con el servicio de extensión rural; y con acciones relacionadas con el fortalecimiento de la Estación Agro  zootécnica de Campana Mahuida y el Laboratorio de Genética Animal.

Respecto de la infraestructura de faena, se ejecutó la remodelación y ampliación de los mataderos de Buta Ranquil (2.500.000 pesos); Tricao Malal (3.200.000 pesos); la construcción del Centro de Comercialización de Andacollo (5.700.000 pesos); la del Laboratorio y Sala de Capacitación en Campana Mahuida (6.400.000 pesos); la refacción y ampliación del matadero de Aluminé (35.000.000 pesos); la construcción de los mataderos de Andacollo (45.000.000 pesos); Loncopué (40.000.000 pesos); y Añelo (42.000.000 pesos).

Respecto al equipamiento, se han destinado 10.294.633,97 pesos para los mataderos de Andacollo, Aluminé y Loncopué, un monto de cinco millones de pesos en concepto de gestión e impuestos aduaneros; y 5.668.049,58 para equipar la planta de faena de Añelo. También se construyeron las plantas de tratamientos de efluentes y freatímetros.

Puesta en marcha de los mataderos

Desde el ministerio de Producción y Turismo se informó que para la puesta en marcha de los mataderos cada localidad tiene una realidad particular con respecto a la producción  y comercialización de la carne. “Se trabaja atendiendo esas diferencias mediante un sistema de información productivo-comercial que facilite la toma de decisiones de todos los operadores de la cadena”, se indicó.

También se informó que se brindan “capacitaciones en temas comerciales y de mercado para mejorar las estrategias comerciales, a fin de lograr colocaciones de productos con mayor valor agregado tanto en el mercado local como en nuevos mercados, priorizando la calidad y la diferenciación; realizando difusión y promoción comercial como herramientas para un mejor posicionamiento de las carnes provinciales”.

En este proceso, se está desarrollando un trabajo con los municipios para un abordaje integral de la cadena comercial, organizando mesas de trabajo en las que participan todos los organismos relacionados, ya sean nacionales, provinciales o municipales. Se está confeccionando un manual de comercialización de ganados y carnes que busca ser la guía de consulta, indicando con el mayor detalle posible todos los pasos que se deben realizar para comercializar de manera formal los productos cárnicos, ganado, carne y subproductos.