Son niños y niñas de 28 escuelas de la ruralidad del Neuquén que asisten a clases en el ciclo lectivo febrero-diciembre.

Mañana comienza el ciclo lectivo febrero-diciembre en la provincia del Neuquén, que comprende 28 escuelas y 622 estudiantes de los niveles inicial y primario.

La ministra de Educación, Cristina Storioni explicó que “estas escuelas funcionan en un período especial de febrero a diciembre, a fin de atender las necesidades educativas de la población rural teniendo en cuenta la ubicación geográfica y las condiciones climáticas propias de su territorio”.

Precisó que como política pública educativa se trabaja en el fortalecimiento del arraigo local y que “mediante un fuerte y continuo trabajo en terreno se articulan acciones con los gobiernos y organismos locales para acompañar territorialmente a cada trayecto escolar, a fin de atender sus necesidades y brindarles más y mejores oportunidades educativas”.

Storioni destacó que una de las particularidades de las escuelas que tienen este ciclo es que su receso escolar de invierno es más prolongado, extendiéndose desde el 9 de julio al 17 de agosto. La finalización del ciclo es el 21 de diciembre.

Las escuelas que este jueves comienzan el ciclo lectivo 2018 son de las localidades y parajes de Laguna Auquinco, Trailatué, Manzano Amargo, Bajada de los Molles, El Sauce, Lileo, Puente Picún Leufú, Tierras Blancas, Isla Victoria, Cuyín Manzano, Bella Vista, Trompul, Cochico, Los Chihuidos, Chapua, Cajón Curileuvú, Los Menucos, Cancha Huinganco, Los Chacayes, Cayanta, Lago Hermoso, Chacay Melehue-El Alamito, Puente Blanco, Guanacos, Lago Lolog, Butalón Norte y Colomichicó.

Una escuela premiada por sus proyectos de ciencias

Estudiantes de la escuela primaria N° 25 de Cancha Huinganco recibieron una mención especial en la instancia nacional de la Feria de Ciencias realizada en Tecnópolis (Buenos Aires).

Fue por el trabajo “Aquihueco, el médano más antiguo del norte neuquino”, correspondiente al segundo ciclo de educación primaria, modalidad educación rural en el área de Ciencias Sociales. El mismo fue realizado por estudiantes de cuarto y quinto grado y refleja el trabajo desarrollado en el aula con el acompañamiento de directivos, docentes y familias.