La plaga que afecta a la actividad ganadera fue detectada en el interior provincial. Recomiendan extremar la vigilancia y realizar controles en forma temprana. 

 

Desde la dirección de Sanidad Vegetal de la subsecretaría de Producción se informó la detección de los primeros nacimientos de tucuras de la temporada en el interior provincial. En consecuencia, se recomienda vigilar y monitorear los campos de pastoreo y mallines, y realizar tratamientos de control en forma temprana si es necesario.

En pos de esta prevención, se insta a los productores ganaderos a intensificar los monitoreos durante diciembre para determinar la población de tucuras presente en cada campo, en especial en aquellos establecimientos que tuvieron ataques durante el verano pasado.

Se recordó que una detección temprana permitirá controlar la plaga de manera oportuna, preferentemente mientras se encuentra en estado de mosquitas y saltonas, lo que evita que se disperse. De esta manera, se cuidan y protegen los campos de pastoreo y mallines.

Afectación

La tucura es una plaga que puede impactar fuertemente en la actividad ganadera porque al comer y destruir las pasturas y cultivos, puede provocar importantes daños si no se realiza el control adecuado.

En la provincia, el programa provincial contempla distintas acciones llevadas adelante en forma articulada por el gobierno provincial, a través del ministerio de Producción y Turismo; el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).