Se encuentran enmarcados en la Ley provincial 2780 y el plazo de presentación de los mismos será hasta el viernes 23 de marzo. El llamado está dirigido a productores, comunidades originarias y rurales, iniciativas de asociación privada-estatal y proyectos en bosques fiscales con bosques nativos, en tierras públicas o privadas.

El ministerio de Producción e Industria informó que continúa vigente la convocatoria de Planes de Conservación y Manejo de Bosques Nativos, enmarcados en la Ley provincial 2780. El plazo de presentación de los mismos es hasta el viernes 23 de marzo. El llamado está dirigido a productores, comunidades originarias y rurales, iniciativas de asociación privada-estatal y proyectos en bosques fiscales con bosques nativos, en tierras públicas o privadas.

La financiación de los planes se dará a través del Fondo para el Aprovechamiento Sustentable y la Conservación de los Bosques Nativos creado por la mencionada ley y cuyo objetivo es compensar por los servicios ambientales o ecosistémicos que se brindan, la conservación de los bosques de la provincia y el fomento del uso sustentable de acuerdo a las categorías de conservación.

Desde la dirección de Recursos Forestales se amplió que los fondos podrán destinarse al desarrollo de infraestructura productiva o de conservación, apoyo a proyectos silvícolas sin retorno económico, incorporación de tecnología, desarrollo industrial, desarrollo de la cadena de valor, investigación, mano de obra y asistencia técnica.

Asimismo, informaron que los técnicos reciben las consultas y los proyectos en las sedes del interior provincial: dirección de Recursos Forestales (Teniente Coronel Pérez 830, oficina 7, San Martín de los Andes, teléfono 02972 414413); Agencia de Producción de Andacollo (Los Pirquineos s/n, teléfono 02948 494187); Regional Zona Centro-Departamento Forestal de Zapala (Elena de la Vega 472, teléfono 02942 430030); Agencia de Producción de Aluminé (Calle 4 de Caballería 675, teléfono 02942 496336) y departamento Forestal de Villa la Angostura (Obispo de Nevares 266, teléfono 02944 494157). Los proyectos también podrán ser entregados en la Mesa de Entradas, Salidas y Archivos del ministerio de Producción e Industria (Belgrano 398, séptimo piso, Neuquén).

Planes en ejecución

Uno de los planes presentados buscó la recuperación de un bosque de Araucaria araucana en cabecera de cuenca, ubicado en la cima de la Loma de los Tábanos, en territorio de la comunidad mapuche Currumil de Aluminé. El mismo implicó un monto de $ 460.001,50 y un plazo de tres años.

El Plan Operativo Anual ya finalizado, tuvo como resultado la extensión de 5.400 metros de alambrado pudiéndose clausurar 110 hectáreas. Esto permitió un manejo adecuado del ganado ovino, caprino y vacuno de esa zona. La comunidad construyó el alambrado y confeccionó parte de las varillas. Además, posibilitó disminuir la presión de pastoreo sobre el bosque nativo y mitigar los procesos de degradación del bosque. Actualmente, este plan se encuentra en su segunda etapa de ejecución y, entre otras actividades, se está realizando el control y la erradicación de ejemplares arbóreos de exóticas y la forestación con plantines de nativas.

Otro de los casos es el Plan de Restauración Ambiental y Monitoreo en el área del incendio de Ruca Choroi ocurrido en 2013. Respondiendo a la convocatoria del año siguiente, el objetivo del plan era subsanar el daño de aquella catástrofe que tuvo lugar en las tierras de la Corporación Interestadual Pulmarí, institución que presentó el plan dentro de la provincia.

Se destacó la presencia ancestral del pueblo mapuche, sus actividades culturales y socio-productivas relacionadas directamente con el bosque: la ganadería trashumante, la leña, los frutos (piñones), el abrigo y las actividades turísticas. El proceso de restauración se dio en el marco de la Ley 2780 y supuso la cooperación entre los técnicos del gobierno provincial, la Corporación Interestadual Pulmarí y los miembros de la comunidad mapuche Aigo.

El hecho de que los miembros de la comunidad fueran los que llevan adelante el proceso de restauración fue fundamental para el éxito del mismo, no sólo por el sentido de pertenencia sino por sus aportes sobre las especies, el terreno, los ciclos y los modos de vincularse con la naturaleza.

En cuanto a los logros concretos, en la primera parte del plan se alcanzó la rehabilitación y revegetación del bosque mediante el trabajo de 40 personas de la comunidad. Se instalaron cierres perimetrales para evitar el ingreso de herbívoros y se realizó un cierre perimetral de 7.000 metros lineales, con alambrado de 1,20 metros de altura, postes de 2,2 metros y alambre de 7 hilos. En consenso con los habitantes del sector se establecieron tranqueras y callejones de arreo.

Se establecieron clausuras internas y se definieron las parcelas según la existencia de ejemplares arbóreos que pudieran funcionar como nodrizas y/o como protectores de los plantines plantados. Se realizaron con malla cima y alambre gallinero para evitar el ingreso de animales mayores y menores. En total fueron 11 parcelas internas de entre 700 y 1.000 metros cuadrados cada una, separadas cada 200 metros.

Se efectuó el control de erosión en las zonas de mayor riesgo, concretándose 400 terrazas de contención.

Además, se reforestó mediante plantaciones de Araucaria, Ñire, Lenga y Notro. También se efectuó la división de matas de pasturas nativas y se adquirieron 60.000 plantas (55.000 en el Vivero José Antonio Puel y 5.000 en el Vivero de la Comunidad Ruca Choroi). Gran parte de ellas se plantaron en la primera etapa del plan y las restantes serán para la segunda etapa, aún en ejecución.

Las acciones implicaron la participación de más de 5.000 jornales de trabajo, la plantación de 50.000 plantas nativas, la construcción de 20 kilómetros de alambrados y cierres y 400 terrazas artificiales entre otras.

Convocatorias anteriores

En relación con la convocatoria 2017 y anteriores, se trabaja para iniciar el pago de 15 planes de manejo, la conservación y los proyectos de formulación por un total de 12,4 millones de pesos.

Desde la vigencia de la Ley 2780, en el periodo 2013-2017 se han aprobado 110 planes, por cerca de 43 millones de pesos.

La Ley 26331 establece el marco legal para la regulación de uso de las superficies con bosque nativo y establece las condiciones para la preservación, remediación y conservación de las áreas de bosque nativo en todo el país. A nivel provincial es la Ley 2780 que refrenda las regulaciones en Neuquén.

El ministerio de Producción e Industria es la autoridad de aplicación de las leyes mencionadas y sus equipos se basan en su articulado para orientar sus acciones en función de poder dar cumplimiento a las mismas.