La incorporación de este aparato permitió realizar procedimientos que, anteriormente, eran derivados al sector privado.

El servicio de Hemodinamia del hospital provincial Neuquén Dr. Eduardo Castro Rendón concretó en los últimos tres meses 36 estudios, varios de los cuales fueron de alta complejidad. Los procedimientos se realizaron con el nuevo angiógrafo de última generación que fue instalado este año en el hospital.

El director del hospital Castro Rendón, Adrián Lammel, recordó que “el nuevo angiógrafo fue enviado por el gobierno nacional a través del Programa Nacional de Cardiopatías Congénitas” y para poder instalarlo hubo que readecuar y construir un espacio dentro del hospital. “Esto se hizo con fondos provinciales y se invirtieron casi cuatro millones y medio de pesos”, explicó.

El angiógrafo es un aparato de rayos X que permite obtener imágenes en tiempo real de lo que sucede en el sistema vascular. Además, las imágenes permiten realizar procedimientos terapéuticos para corregir algunas obstrucciones a nivel endovascular. Es decir que se interviene por dentro de la misma arteria implantando prótesis o insertando balones de dilatación que recuperan el flujo de la arteria obstruida. Lammel remarcó que “se lo puede utilizar tanto en pacientes adultos como en niños y niñas”.

La hemodinamia se encarga de estudiar el movimiento de la sangre a través del sistema vascular. Los estudios que se llevaron adelante son Arteriografías de miembros inferiores y cerebrales y dos valvuloplastias infantiles (una aórtica y una pulmonar). Estos últimos son estudios de alta complejidad.

Para concretar este logro trabajó todo el equipo del mencionado servicio, integrado por técnicos en esterilización y hemodinamia, enfermeros y enfermeras, administrativos, médicos hemodinamistas, neurocirujanos y cirujanos cardiovasculares de adultos y pediátricos. Además, participan el resto de los servicios médicos y generales del hospital.