Se trata de seis unidades habitacionales de 70 metros cuadrados emplazadas en el sector oeste de la unidad de detención Nº 11 de Parque Industrial.

La ministra de Gobierno y Seguridad, Vanina Merlo junto al secretario de Desarrollo Territorial y Ambiente, Jorge Lara visitaron el complejo de seis viviendas de Corfone para internos que accedan al programa de preegreso de unidades penitenciarias de la región.

Las viviendas están emplazadas en el sector oeste de la unidad de detención Nº 11 de Parque Industrial, colindante con la misma, en el perímetro externo. Se trata de viviendas de 70 metros cuadrados de superficie cubierta, construidas con paneles de machimbre elaborado en los aserraderos de Junín de los Andes, Abra Ancha de Aluminé y Las Ovejas. Cada vivienda tiene 2 dormitorios, baño, cocina y comedor con un costo de aproximadamente 5 millones de pesos.

Las 6 viviendas estarán terminadas para el próximo mes y falta emplazar la casa del celador.  Participó del recorrido, el oficial principal Guillermo Freydoz, de Logística de la Policía provincial.

El régimen permite una posibilidad de alojamiento del interno de modo abierto que busca actitudes de autogobierno personal. El régimen de las unidades habitacionales está enmarcado en la Ley 24660.

El programa establece la creación de un “consejo de evaluación” formado por psicólogos, jefe de seguridad interna de Policía, subdirector de la unidad y representante del Ministerio de Educación. Los mismos se reúnen cada tres meses y evalúan el avance de los internos.

El interno al ingresar a la unidad, será evaluado desde un aspecto objetivo y subjetivo. Desde lo objetivo, el celador evalúa la conducta en forma diaria, comportamiento, relación con otros internos, limpieza del lugar etc.

Mientras que la parte subjetiva es evaluada por los psicólogos del área de población judicializada, donde se establecen objetivos educativos y laborales.

Una vez que el interno cumple el 50% de la condena inicia la última etapa del proceso de ejecución penal que se divide en las siguientes fases; socialización; pre confianza; confianza y periodo de prueba y luego salida transitoria o laboral. Es aquí cuando comienzan a convivir en las casas de preegreso.

En el caso de realizar salidas transitorias, lo hacen durante los fines de semana para visitar a familiares y luego conviven en las unidades de lunes a viernes. En cambio si realizan salidas laborales, el régimen es inverso. Salen a cumplir la jornada laboral y luego vuelven a las casas.

Pueden asistir internos de otras unidades de toda la provincia Neuquén, aunque la gran mayoría son de la ciudad de Neuquén. Se evalúan en base a tres ejes: educación, trabajo y comportamiento del interno.